Martes, 18 Junio 2019
A+ R A-

Hemeroteca Años

Almagro vuelve a decir NO a la violencia de género

  • Publicado el Lunes, 14 Diciembre 2015 12:16

Dia de la Violencia de Genero -Acto

Marián Ureña, en nombre de la Corporación Municipal, leyó el manifiesto elaborado por el Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha en el que se compromete a trabajar para que el tratamiento de la violencia de género sea objeto de un gran Pacto de Estado por una sociedad segura y libre de violencia machista.

“La violencia de género es la manifestación más cruel del machismo que aún persiste en nuestra sociedad, que genera desigualdades y discriminaciones múltiples y que  impide a las mujeres disfrutar plenamente de los derechos que como ciudadanas les corresponden”. Este es un fragmento del manifiesto leído por la concejal de la Mujer, Marián Ureña, esta mañana, en el día internacional de la Eliminación de la Violencia de Género. Un año más, Almagro se ha sumado a los actos de sensibilización y rechazo de este tipo de violencia que en lo que va de año ha dejado 48 víctimas.

El teniente de alcalde del Ayuntamiento de Almagro, Pedro Torres, ha presidido el acto institucional al que han asistido representantes de asociaciones de la ciudad, así como de la comunidad educativa y de las fuerzas y cuerpos de Seguridad del Estado. Torres ha comenzado su intervención haciendo una reflexión de cómo las sociedades humanas han establecido, desde hace miles de años, “múltiples formas de dominio, pero en cada grupo fuera dominador o dominado había otra relación de dominio la que los hombres ejercían sobre las mujeres del grupo y sigue existiendo en nuestros días, aunque en algunas sociedades de Occidente han cambiado”. En esta línea, Torres habló de la violencia de género como “el fenómeno más llamativo, más triste y más repugnante de este dominio ancestral del hombre hacia la mujer” y de la importancia de actos como el de hoy para tomar conciencia y sensibilizar y sensibilizarnos.

Tras sus palabras, en nombre del Centro de la Mujer de Almagro, la asesora jurídica ha expresado el rechazo a toda muestra de violencia machista en la sociedad y ha hecho hincapié en que “cualquier mujer puede sufrir esta violencia pues no tienen nada que ver con la edad, la raza, la religión, el estatus social y/o económico, ni la capacitación profesional. El único factor de riesgo es ser mujer”. También ha recordado que aún siguen vigentes en nuestra sociedad y en nuestros entornos más cercanos, aunque a veces parezcan difuminados.”Es la persistencia de esos modelos la que nos puede impedir identificar como conductas generadoras o constitutivas de malos tratos ciertas prácticas que consideramos ‘normales’ en las relaciones entre mujeres y hombres”.

Y ha querido dejar claro que la violencia de género es universal. No hay ninguna región del mundo, ningún país y ninguna cultura en que se haya logrado que las mujeres estén libres de violencia. Las manifestaciones de la violencia de género pueden ser muchas y pueden tener lugar en escenarios muy variados: en la familia, en la sociedad, en el Estado…

La asesora jurídica también ha explicado cómo las nuevas tecnologías se han colado como nuevas formas, instrumentos para ejercer la violencia, sobre todo dentro de la pareja. “Si te pega, te empuja, te golpea, te zarandea… esto es violencia; si te revisa el móvil, te espía los mensajes o se mete en tu facebook, twiter,… te contrala las conexiones en whatsapp…esto es violencia; si te humilla, te ridiculiza, te culpa, te insulta, te amenaza o coacciona,… esto es violencia; si te obliga a tener relaciones sexuales, te amenaza o te llama estrecha cuando no quieres hacerlo… esto es violencia; en España hay más 17000 niñas en riesgo de sufrir mutilación genital femenina… esto es violencia; en España 400 niñas de 10 a16 años son obligadas a casarse por sus padres… esto es violencia”.

A continuación la concejal de la Mujer leyó el manifiesto contra la violencia de género elaborado por el Instituto de la mujer de Castilla la Mancha. Documento que recoge el sentir de la sociedad ante este tipo de violencia ejercida sobre las mujeres que ha dejado de ser una cuestión privada para pasar a ser un problema público, pero que aún “se siguen vulnerando los derechos fundamentales de las mujeres, viéndose afectada su dignidad y su libertad mediante las distintas formas de violencia que las mujeres sufren cada día sólo por el hecho de serlo”. Como dato, las más de 800 mujeres que desde 2003 han perdido la vida a manos de sus parejas y exparejas; también sus hijas e hijos son víctimas directas de la violencia de género.

Marián Ureña también dijo que “es fundamental que las mujeres puedan participar de forma igualitaria en los espacios de toma de decisiones, que desaparezca la feminización de la pobreza, que se elimine la brecha salarial, que aumenten las posibilidades de conciliar la vida personal, familiar y pública, que se asuma la corresponsabilidad en la esfera de los cuidados, que se deje de ofrecer una imagen estereotipada y cosificada a través de la publicidad, etc. Sólo asumiendo una responsabilidad compartida de toda la sociedad a favor de la igualdad real, será posible hacer desaparecer el terrorismo machista”.

Almagro, a través de su Centro de la Mujer, coordinado por el Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha se compromete:

• a seguir prestando una atención integral y suficiente a las mujeres víctimas de violencia de género, así como a sus hijas e hijos,

• a desarrollar campañas de prevención de la violencia de género y de promoción del valor de la igualdad en colaboración con las Administraciones Públicas -especialmente la educativa-, agentes sociales y movimientos sociales, sobre todo las dirigidas a la población más joven y también aquellas que tengan en cuenta la discriminación múltiple, como la originada por la discapacidad, la identidad sexual, etc.

• a potenciar las alianzas entre mujeres y hombres defensores de la igualdad, para que todas y todos podamos disfrutar plenamente de los ámbitos públicos y privados, así como de las esferas sociales, culturales, políticas o económicas, mediante el empoderamiento de las mujeres y el desarrollo de nuevos modelos de masculinidad,

• a reforzar la apuesta por la igualdad real y efectiva entre mujeres y hombres porque es lo justo y porque además contribuye decididamente, mediante la potenciación de los talentos y capacidades de las mujeres, a mejorar eficiencia de nuestra sociedad,

• a renovar el compromiso del Gobierno de la región en coalición con la sociedad civil con la Declaración y la Plataforma de Acción de Beijing,

• a trabajar para que el tratamiento de la violencia de género sea objeto de un gran Pacto de Estado por una sociedad segura y libre de violencia machista, que permita avanzar hacia el cumplimiento del convenio de Estambul, ratificado por España y que insta a abordar las distintas formas violencia ejercidas sobre las mujeres.

El acto finalizó con la adhesión al manifiesto por parte de los asistentes con su firma y un minuto de silencio en la puerta del Ayuntamiento.

--> Manifiesto
*Ver imágenes*