Se llega al ecuador de las Rutas de Senderismo Otoño 2007 “Ciudad de Almagro”

 

RutasSenderismoCon la realización el pasado viernes del recorrido entre Piedralá hasta el Cristo del Espíritu Santo se llegó al ecuador de las Rutas de Senderismo de otoño organizadas desde la concejalía de Deportes del Ayuntamiento de Almagro, una propuesta con una gran aceptación a lo largo de las diversas ediciones celebradas hasta el momento.

Este recorrido de dieciséis kilómetros llevó a los más de sesenta participantes a los fronterizos Montes de Toledo y a la Sierra de Malagón, completándose así los recorridos de semanas anteriores que hasta el momento han acercado a los esforzados senderistas almagreños hasta parajes tan singulares como la zona de Calatrava la Vieja o el yacimiento arqueológico de Alarcos y los molinos del Guadiana “conociendo más profundamente rutas por nuestra nunca bien valorada comarca del Campo de Calatrava” según indicó José Vicente Gómez, organizador de estas rutas de otoño.

Con la salida a la Alpujarra Granadina, planeada para los próximos 21 y 22 de octubre continuará la programación de otoño de estas rutas “Ciudad de Almagro”, situando a los senderistas almagreños en el Parque Natural de Sierra Nevada “culminando la visita que realizó el grupo senderista la pasada primavera a la cara norte de este parque, a los pies del techo peninsular, el Mulhacen, visitando ahora el suntuoso Valle del Poqueira, último bastión morisco de la península ibérica”.

Se entrará así en el mes de noviembre, realizándose las dos últimas rutas para este otoño 2007, dirigiéndose la primera de ellas por la zona de San Pablo de los Montes, para pasar finalmente el día 18 de noviembre hacia la ruta de las Minas de Horcajo y el Valle de Alcudia “escuchando entre el arrullo del río montoso y la dehesa de quejigos del Escorial la desveladota historia del poblado de las Minas del Horcajo”.

Para los organizadores de estas rutas de otoño lo que se pretende con esta actividad es “seguir descubriendo paso a paso, ruta a ruta, el patrimonio natural, cultural y humano que nos rodea, acercándonos de la manera más amable a estos caminos, rincones y parajes, a veces detenidos en el tiempo, a veces olvidados y otras sencillamente arrasados por la falta de sensibilidad y entendederas”.