Jueves, 23 Mayo 2019
A+ R A-

Hemeroteca Años

La Consejera de Agricultura y el presidente del Consorcio RSU inauguraron el nuevo vaso de vertido de la planta de RSU de Almagro

R.S.U

La Consejera de Agricultura y Medio Ambiente, María Luisa Soriano, y el presidente del Consorcio RSU, Nicasio Peláez, inauguraron en la mañana del sábado la nueva celda de vertido del Centro de Tratamiento del Consorcio RSU de Ciudad Real en Almagro, que ha supuesto una inversión de 2.719.685 euros, donde aproximadamente 2.100.000 se han subvencionado vía FEDER, y 544.000 euros aportados por el propio Consorcio RSU. En total, en las instalaciones del Consorcio RSU en Almagro, estos dos últimos años, se ha realizado una inversión global de más de 5,3 millones de euros.

En la inauguración, acompañaron a la consejera, el presidente del Consorcio RSU de Ciudad Real, Nicasio Peláez; el alcalde de Almagro, Luis Maldonado, el concejal de Cultura almagreño, Genaro Galán, además de alcaldes y concejales de municipios, entre otros como Villarrubia de los Ojos, Daimiel, Bolaños de Calatrava, Granátula, técnicos y consejeros del Consorcio de RSU, además de personal de las empresas que han participado en su construcción.

El alcalde de Almagro Luis Maldonado indicó que esta obra era muy necesaria para el medioambiente y para gestionar cada vez mayor nuestros residuos, porque –indico- en ello nos va el futuro del planeta. Agradeció el apoyo del gobierno regional en estos temas y también agradeció la dedicación que desde RSU se realiza por ir mejorando la planta de Almagro.

Un servicio de calidad, eficaz y eficiente para los ciudadanos

Nicasio Peláez, presidente del Consorcio RSU, manifestó que con las obras de este nuevo vaso de vertido, que realizó la empresa pública TRAGSA, como medio propio instrumental de la Junta de Comunidades, la automatización de la planta de envases ligeros y la adquisición de una nueva máquina compactadora completan un proyecto de inversiones de 5.321.185 euros, que se han realizado en el centro de Almagro, financiados en un 20% por el propio consorcio y el 80% por la Junta de Comunidades de Castilla-la Mancha a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), inversiones que han supuesto una mejora sustancial en las instalaciones al servicio de más de 400.000 personas en 92 ayuntamientos de la provincia.

Destaco la formidable colaboración entre las diversas administraciones para la realización de esta importante obra que responde a las necesidades que se vienen planteando desde el RSU, en el sentido de modernizar sus estructuras productivas y mejorar un mejor servicio de calidad, eficaz y eficiente para el conjunto de los ciudadanos. Indico que la Unión Europea está muy interesada por cuidar el medioambiente y seguirá apostando en el próximo periodo 2014-2020 por la separación de la recogida selectiva y tratamiento de residuos, por lo que el que el RSU va a trabajar para adelantar plazos y proyectos.

Castilla-La Mancha produce 500 kilos de residuos por habitante y año

La consejera María Luisa Soriano, por su parte, aposto por “sacar el mayor rendimiento y valor posible de los residuos ya sea utilizándolos como materia prima para la producción de nuevos materiales, como para la generación de energía o de abono para el campo”. Asimismo, ha señalado que las administraciones “tenemos el deber de transmitir a los ciudadanos la importancia que tiene en el reciclaje”, ya que son el primer eslabón de un proceso que, si se ejecuta de forma correcta, permite dar nueva vida útil a los residuos, lo que conlleva beneficios económicos y medioambientales, según indica la nota remitida por la Junta de Comunidades.

Sobre ello, la consejera ha expuesto que el procedimiento comienza por la disminución de residuos que generamos en nuestra vida diaria -500 kilos de residuos sólidos urbanos por habitante y año en Castilla-La Mancha- para luego entrar en la fase de separar de forma correcta cada uno de ellos y llevarlos a los lugares habilitados para su recepción, de manera que posteriormente las administraciones y empresas que los gestionan puedan iniciar el proceso que les lleve a tener una nueva vida útil, sigue diciendo la nota del Gobierno regional.

En este punto hay que destacar que los ciudadanos de Castilla-La Mancha están cada vez más concienciados de la importancia de separar y reciclar los residuos. En el año 2013 se reciclaron 48.736 toneladas en la región, un 12 por ciento más que el año anterior; y además se hace de forma correcta, ya que el porcentaje de impropios –residuos depositados en contenedores incorrectos- es del 20 por ciento, diez puntos por debajo de la media nacional. Tras las palabras ante los medios las autoridades descubrieron una placa conmemorativa de la inauguración, plantaron un olivo, visitaron las nuevas instalaciones y recibieron por parte del técnico de RSU Ignacio Aguilar explicaciones sobre el proyecto que, ya finalizado, comenzará a recibir residuos en breve.