Jesús de las Tres Caídas pudo procesionar en la fría madrugada del Viernes Santo

Era la una y media de la madrugada. Silencio como muestra de respeto hacia ese Jesús que de manera injusta murió por un crimen que no había cometido o mejor dicho por el delito de estar junto a los más pobres como narran los Evangelios y rememoran los creyentes cristianos.

En los alrededores de la ermita de San Juan, esperaban cientos de almagreños, fieles, católicos o no, que no quisieron perderse la salida de la procesión más sobria de la Semana Santa de Almagro. Poco a poco, los 60 portadores a varal, hombres y mujeres, arrastraban sus pies al ritmo del toque suave del redoble de un solo tambor ensordecedor que un soldado romano tocó- como quizás hiciera hace más de 2000 años- de camino a la Cruz.

Detrás de la imagen de este Jesús conocido como el Jesús de San Juan, su madre- la Virgen de la Esperanza- cerraba el desfile procesional con su el nuevo techo de palio, bordado en los talleres de Juan Rosén, en Málaga, así como los varales del palio adquiridos al orfebre Ramón Orovio de la Torre, en Torralba de Calatrava. La amenaza de lluvia volvió otra vez a recortar el recorrido oficial como ya lo ha hecho en otras procesiones de la Semana Santa 2013 en Almagro.*Ver imágenes*