Martes, 26 Octubre 2021
A+ R A-

Hemeroteca Años

Casi doscientas mantillas acompañaron a la Virgen de la Soledad

Ayer, la falta de frío y de lluvia, animó a muchas mujeres a vestirse de mantilla y acompañar a una de las Vírgenes con el rostro más expresivo de las que procesionan en la ciudad encajera. Casi doscientas mantillas y la mitad de nazarenos de todas las edades, incluso un bebe de meses salieron en silencio para con su presencia, acompañar a la madre de Dios en la soledad que deja la muerte de un ser querido como era su Hijo.

La procesión comenzó puntualmente a las nueve de la noche desde la sede de la Hermandad de Nuestra Señora de la Soledad. Minutos antes, Alberto Aparicio, vicepresidente de la Hermandad, leyó una oración. Como es habitual, delante del palio, los nazarenos de la Hermandad y, posteriormente, mujeres y algunas niñas con mantilla negra comenzaron a caminar hacia la calle Gran Maestre. Cientos de personas esperaban a las puertas de la Hermandad para ver salir el único paso portado a costal sobre la cerviz de 50 costaleros.

La primera parada tuvo lugar a las puertas de la iglesia de San Bartolomé, primera de las estaciones penitenciales. Desde allí, hacia la iglesia de las Bernardas, Madre de Dios, plaza Mayor y regreso a la sede de la Hermandad. La Banda de Música de Almagro y una representación de las seis hermandades almagreñas cerraban el desfile procesional del Sábado Santo y que fue el último de la Semana Santa 2013.*Ver imágenes*