La misa de las 40 horas pone fin a la celebración de la Pascua de Resurrección

Se trata de una manifestación religiosa en la que se adora a Cristo, al igual que se hace el Viernes Santo con lo que se conoce la visita a los monumentos, pero que tiene lugar desde la tarde del

Domingo de Resurrección hasta el martes o lo que es lo mismo, las 40 horas posteriores a la resurrección de Jesús.


Ayer, muchos almagreños participaron en esta misa que comenzó con la bendición de las medallas de los nuevos hermanos, llamados esclavos, de la Hermandad de la Oración de la Esclavitud y finalizó con la bendición del Santísimo. Una representación de la Corporación Municipal asistió a esta misa que marca el fin de la Semana Santa e inicia un nuevo periodo litúrgico, el tiempo pascual que termina cincuenta días después con el Domingo de Pentecostés.