Domingo, 08 Diciembre 2019
A+ R A-

Hemeroteca Años

La Concejalía de Medio Ambiente ha cultivado 10.000 plantas en el invernadero municipal

Almagro cuenta con 53 espacios verdes que dependen del Ayuntamiento. Cada año, el servicio municipal de Parques y Jardines renueva y planta flores, arbustos y árboles sobre todo durante los primeros meses del año. La plantación del pasado año fue menor debido a un hongo, también a un mayor número de caracoles que afectaron al adecuado crecimiento de las plantas y flores y también a un ajuste de la partida dedicada a esta Concejalía motivado por la crisis económica. Sin embargo este año, la plantación se ha incrementado gracias a las aportaciones de semillas por parte de vecinos almagreños. En lo que va de año, como ejemplo, la Concejalía de Medio Ambiente ya ha plantado casi mil pensamientos y 400 petunias.

El invernadero municipal está situado en la Escuela Taller. Durante todo el año, el jardinero responsable del servicio municipal, Antonio Rodriguez, prepara las semillas que después se convierten en las flores y plantas que decoran los parques y jardines de Almagro. El vivero supone un importante ahorro económico al Ayuntamiento almagreño que de esta manera evita realizar la compra de plantas.

Sanciones para los vecinos que dañen los parques y jardines

No es habitual pero una parte de estas flores plantadas han sido arrancadas por lo que el Ayuntamiento informa de que si algún vecino quiera alguna planta, la mejor opción es solicitarla al Consistorio y no tener que volver a realizar el trabajo de la plantación con el consiguiente daño que ha causado. La Ordenanza de Convivencia Ciudadana, en vigor el pasado año, dedica su artículo 12 a los jardines y parques de su término municipal. La norma refleja que todos los ciudadanos están obligados a respetar su señalización y los horarios existentes en estos recintos. Además, indica que los visitantes de los parques y jardines de la ciudad deberán respetar las plantas y las instalaciones complementarias, evitar toda clase de desperfectos y suciedades y atender las indicaciones contenidas en los letreros y avisos y las que puedan formular los vigilantes de los recintos o los agentes de la Policía Local.

No está permitido usar indebidamente el césped y las plantaciones en general; subirse a los árboles; realizar plantaciones o sembrados de carácter particular; arrancar flores, plantas o frutos; Por último, en otro artículo, concretamente en el undécimo, la ordenanza prohíbe romper y zarandear los árboles, cortar sus ramas, flores y hojas, grabar o raspar su corteza, verter toda clase de líquidos, aunque no fuesen perjudiciales, y arrojar o esparcir basuras, escombros y residuos en las proximidades de los árboles, plantas y alcorques situados en la vía pública o en parques y jardines, así como en espacios privados visibles desde la vía pública.

Hay que subrayar que los daños en árboles, plantas y jardines públicos pueden ser constitutivos de faltas graves o muy graves, sancionadas en la Ordenanza de Convivencia Ciudadana con multas económicas que van desde los 751 a los 1.500 euros, en el primer caso, y de 1.501 a 3.000 en el segundo.