Viernes, 24 Mayo 2019
A+ R A-

Hemeroteca Años

Francisco Ureña encomendó a la Patrona de Almagro a quienes se preocupan por promover el progreso

Ureña comenzó su oración con la frase que el arcángel Gabriel dijo a la Virgen, “Ave Bendita seas, llena de gracia” y que relacionó con las palabras del apóstol en el Libro de los Romanos, donde abundó el pecado, sobreabundó la gracia. El que fuera también presidente de la Diputación Provincial de Ciudad Real pidió a la patrona que acogiera las solicitudes y esperanzas de los almagreños, “en tus manos ponemos nuestras fatigas, la noble dedicación de los que transmiten su saber, la hermosa vocación de los que con su ciencia alivian el dolor ajeno (…), y a los que socorren a los que padecen desgracias, a los que sufren la soledad, el hambre, la ignorancia o la falta de trabajo y sobre todo fortalece a tus hijos en la fe”.

Francisco Ureña, que definió como privilegio el estar ayer en el santuario, también encomendó a la Virgen María“a los que se preocupan por promover el progreso temporal para que no sea parcial sino que creen las condiciones que permitan el pleno desarrollo espiritual de individuos, familias, comunidades y naciones (…) y ayúdanos con nuestros problemas cotidianos, nuestras debilidades, crisis y faltas personales, familiares y sociales y no permitas que perdamos la buena voluntad, la sinceridad de la conciencia y la honestidad de la conducta,(..) la gracia quédate con nosotros, con Almagro y con la iglesia y con el mundo”.

El mantenedor almagreño finalizó con un ruego particular a la patrona por su prima Ana Isabel, recientemente fallecida y su tía Miguela. Tras sus palabras, el presidente de la Diputación Nuestra Señora de las Nieves, Higinio Soto entregó un obsequio por su colaboración como mantenedor en la romería de Mayo 2013. El primer acto litúrgico en honor a la Patrona con motivo de la Romería de Mayo se cerró con los mayos de la asociación folclórica Campos de Calatrava dedicados a la patrona y a la Cruz. Los actos celebrativos continuaron en el exterior de la ermita en la que cientos de almagreños se congregaron para pasar la noche al lado de familiares y amigos.*Ver imágenes*