El embajador de Chile expresa la admiración por la ciudad que originó a Don Diego de Almagro

El embajador de Chile en España al celebrarse el IV Centenario del descubrimiento del territorio chileno por el adelantado Don Diego de Almagro ofrece al Ayuntamiento de su ciudad  natal el testimonio de la veneración que su país profesa a la memoria de tan esclarecido hijo de La Mancha. La heroica epopeya de Almagro y sus solados a través de montañas y valles constituirá siempre a pesar del tiempo y de la distancia un sólido eslabón entre la República de Chile y el glorioso solar castellano.
20 de junio de 1936

Aurelio Núñez Morgado

Por su parte, Romero Pizarro- que obsequió con unos libros sobre varios lugares y parajes de Chile-expresó su admiración por una ciudad que originó a un personaje tan extraordinario como Diego de Almagro que puede decir con propiedad que descubrió Chile en 1536. Desde entonces, Chile y Almagro están unidos, se creó un vínculo que el tiempo no se ha borrado, es “permanente” dijo el representante diplomático. A continuación, el embajador chileno, firmó en el Libro de Honor del Ayuntamiento : “Con especial afecto y cariño expreso en nombre de la República de Chile nuestra sincera admiración por Don Diego de Almagro y su ciudad natal que nos vincula por tantos años a los chilenos con España y La Mancha”.

Después, el diplomático chileno quiso conocer el monumento erigido al Adelantado y desde allí realizó una visita guiada, acompañado de su familia, con el alcalde por los principales monumentos y espacios visitables de Almagro.