Viernes, 22 Marzo 2019
A+ R A-

El Encaje de Blonda almagreño llega a Cádiz, Albacete, Córdoba, Madrid…

La mayoría de las participantes son “repetidoras”. Reservan las dos primeras semanas del mes de septiembre para estar en Almagro aprendiendo lo que más le gusta. Cádiz, Madrid o Córdoba son algunos de los lugares de procedencia de estas mujeres que disfrutan con esta afición de la que dicen relaja, engancha y hace olvidar los problemas, “haciendo encaje no puedes pensar en otra cosa, necesitan la máxima concentración”.  El alcalde de Almagro, Luis Maldonado, fue el encargado de inaugurar en la tarde de ayer, lunes, el curso que tendrá lugar durante esta semana y la próxima. Maldonado dio la bienvenida un año más a este grupo de mujeres que, en su mayoría son monitoras de encaje popular y europeo en sus respectivas localidades y agradeció su presencia ya que ellas contribuyen a mantener viva esta labor artesanal almagreña.

En total son trece las participantes procedentes de Hornachuelos (Córdoba), Puertollano, Chiclana (Cádiz), Ciudad Real, Albacete y Madrid. Unas están aprendiendo la técnica del encaje de blonda almagreño, otras lo están perfeccionando y otras aprenden tönder,  tipo de encaje danés de fondos de tul que se trabaja sobre un picado pero siguiendo un diagrama a color y su ejecución es más fácil que la blonda.

Información sobre el encaje de blonda

Se trata de un tipo de encaje genuinamente español, cuya técnica es originaria de los árabes granadinos, quienes introdujeron una hebra de seda para rellenar y otro tipo de seda para el fondo alcanzando su mayor esplendor en Cataluña en el siglo XVIII. La blonda es un tejido ornamental que se realiza mediante el cruce de hilos de seda, enrollado en bolillos finos con el fin de que no pesen demasiado y pudieran así romper la seda. Estos cruces se sujetan mediante alfileres y sobre un picado (patrón o diseño) colocado sobre la almohadilla. La técnica de la blonda se diferencia del encaje popular básicamente, en la finura de los hilos, ya que se emplea seda, y en la integración del tul, punto de fondo que no se utiliza en el anterior.