Lunes, 17 Junio 2019
A+ R A-

Hemeroteca Años

La Biblioteca Municipal comienza el traslado a su nueva sede

El antiguo centro de salud y antes cárcel será la nueva sede de la biblioteca municipal. Consta de dos plantas distribuidas en unos 500 metros cuadrados de superficie. Hay un hall de entrada dotado con accesibilidad que antes no tenía. La planta baja está distribuida en cuatro partes. La primera, nada más pasar se ha ubicado la biblioteca infantil con acceso al patio que abre la posibilidad de hacer actividades al aire libre cuando el tiempo lo permita; En una segunda zona se ubicará el Archivo Municipal- en lo que era antes la zona de espera para las consultas- y también en la planta baja se ha habilitado una sala polivalente para charlas, conferencias, presentación de libros… que será también el lugar de reunión del club de lectura. La última zona de esta planta baja cuenta también con tres estancias habilitadas como despachos y almacén de la biblioteca que era las consultas destinadas a la extracción de sangre. La planta superior, a la que se puede acceder por escaleras o por ascensor, de nueva instalación, se ha ubicado la biblioteca de adultos y el centro de Internet, separado en dos estancias diferentes.

Las obras de mejora, restauración y adecuación del antiguo centro de salud como sede la biblioteca municipal Manolita Espinosa comenzaron el pasado mes de octubre. En la obra se ha reutilizado y reciclado material original del edificio. “Todo lo que se ha podido recuperar se ha utilizado para la obra, como puertas y ventanas en muchos casos muy deterioradas, que los carpinteros y herreros del ayuntamiento y los monitores contratados han puesto a punto”, recuerda el concejal de Medio Ambiente y de Obras, Francisco Barba, que también explicó que se ha reciclado material que estaba en las dependencias municipales de otras obras realizadas con anterioridad como el pavimento y alicatados sobrantes utilizados para la construcción de los servicios situados en el recinto ferial así como madera vieja que se ha vuelto a utilizar.

La nueva Biblioteca Municipal Manolita Espinosa se ubicará en la calle Mayor Carnicerías en un edificio del patrimonio histórico de Almagro del siglo XVII que fue también cárcel hasta 1950, después taller municipal de carpintería y sede de la Policía Local y que desde unos dos años estaba vacío. El Ayuntamiento cedió este edifico al Ministerio de Sanidad y ahora será la sede de la Biblioteca y también del Archivo Municipal que hasta la fecha está dividido en dos sedes, una en el Ayuntamiento y otra en el Almacén de Fúcares. La obra se ha financiado, en una parte, con una subvención de la Diputación Provincial enmarcada dentro del Reglamento Regulador del Plan de Asistencia Económica y Cooperación Municipal a través de un taller de empleo y desarrollo. El mobiliario ha sido cedido por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha de la antigua biblioteca de Ciudad Real ubicada en los jardines del Prado antes de cambiarse a su actual sede. El Ayuntamiento ha colaborado y realizado trabajos de carpintería, herrería, pintura y albañilería. Según se tiene previsto para el mes de octubre estará funcionando la biblioteca en su nueva ubicación.