Los voluntarios de la Biblioteca Municipal Manolita Espinosa reanudan su actividad

Residencia biblioteca

Este viernes también comienza el cuentacuentos para los más pequeños

La actividad de la Biblioteca Municipal Manolita Espinosa poco a poco se reanuda. El pasado 11 de noviembre abrió sus puertas después de casi dos meses durante los cuales se llevó a cabo el traslado a la nueva sede situada en la calle Mayor de Carnicerías. Unos días después, los voluntarios llenaron sus mochilas de literatura. Cuatro de ellas volvieron a compartir lectura con mayores de la residencia Campo de Calatrava. En esta primera cita, más de cuarenta residentes participaron de la actividad que a partir de ahora tendrá lugar quincenalmente todos los jueves. Además, durante este año, los voluntarios también participarán en todas las actividades o actos que se organicen desde el centro de mayores relacionados con la literatura y la cultura.

Por este motivo, desde la dirección de l

a Biblioteca Municipal, dependiente de la Concejalía de Cultura, animan a formar parte del proyecto del voluntariado cultural. El voluntario es la persona que lleva los libros que demanda los usuarios interesados en seguir disfrutando de la lectura a diario y por su enfermedad o minusvalía no pueden ir a la biblioteca. Pero no solo es eso, también comparten la lectura, ya que muchos no pueden leer o leen con dificultad. El diálogo se convierte en el eje central de estas visitas, a las casas o a la residencia, en las que no falta la lectura comentada de un poema, de un párrafo de una novela e incluso la lectura de algo escrito por ellos mismos.

Club de lectura y cuenta cuentos

A lo largo de esta semana se pondrán en marcha el resto de actividades que se desarrollan en la Biblioteca. La primera será hoy a las doce de la mañana. El Club de Lectura vuelve a reunirse para compartir sus experiencias alrededor de un libro. Y el viernes los más pequeños tienen su cita semanal con los cuentos. Será como siempre a las cinco de la tarde.