Lunes, 22 Abril 2019
A+ R A-

Almagro indignado

  • Publicado el Viernes, 31 Enero 2014 00:00

Concentración

Cientos de almagreños se han concentrado esta noche en la Plaza Mayor para mostrar su indignación por la llegada de un nuevo vecino que salió recientemente de la cárcel de Herrera de la Mancha tras cumplir condena por violación y asesinato de una niña de 9 años. José María Real López es uno de los presos puestos en libertad tras la entrada en vigor de la sentencia de Estraburgo que derogaba la doctrina Parot. Este pasado jueves, muchos almagreños se enteraban de la noticia a través de las redes sociales. Ante la alarma social, en la misma mañana de hoy, viernes, el alcalde de Almagro, Luis Maldonado y el Jefe de la Policía Local, Manuel Fernández han querido explicar el asunto a través de Onda Almagro, la emisora local. Ambos han aclarado que el asesino de la niña Maruchi Rivas en Vilalba (Lugo) se ha empadronado en Almagro y que ni el Ayuntamiento ni ninguna institución pública pueden impedir el empadronamiento de cualquier persona europea dentro del territorio de la Unión Europea.

Pero han lanzado un mensaje de tranquilidad, “la situación está controlada” y Almagro ahora mismo es más seguro que nunca. Tras la intervención del edil almagreño y del responsable de la Policía Municipal, los whatsaps y mensajes a través de la red han ido disminuyendo paulatinamente. Esta tarde, unos setecientos vecinos de todas las edades, entre los que se encontraba la Corporación Municipal y representantes de todo el tejido social de Almagro, se han concentrado pacíficamente en la Plaza Mayor ¡Fuera, fuera!, ¡Vete Almagro no te quiere! o ¡No queremos gente con antecedentes! son algunos de los gritos que se han podido oír durante la más de media hora que los almagreños han permanecido en la Plaza como manera de demostrar su desacuerdo, su malestar y su miedo ante la llegada de José Real.

Al finalizar, el alcalde, a preguntas de los periodistas, ha vuelto a repetir las palabras que por la mañana había dirigido a sus vecinos: “Desgraciadamente una de las consecuencia de la derogación de la doctrina Parot ha sido esta, que una ciudad tranquila y acogedora viva un episodio nada agradable” y volvió a insistir en que la situación está controlada. Además, Luis Maldonado, como un almagreño más que ha querido sumarse a esta concentración que ha surgido en las redes sociales, dejó claro que el pueblo no acoge con agrado a este nuevo vecino: “Qué mejor declaración de intenciones que esta muestra de repulsa”.

José Real López fue condenado a 56 años de prisión en 1994 por el rapto, violación y asesinato en 1992 de la niña Maruchi de Vilalba (Lugo) precisamente durante un permiso domiciliario por otra violación. Salió el 20 de diciembre de la prisión de Herrera de La Mancha, donde había pasado los últimos veintiún años. No obstante, José María Real López tendrá que cumplir todavía durante tres años y como medida cautelar una orden de alejamiento que lo impedirá acercase a Vilalba o a Lugo. Según publicó La Voz de Galicia tras su salida de la cárcel, tendrá que mantenerse alejado de esas dos localidades hasta el 27 de diciembre del año 2016 y el cumplimiento de esa medida cautelar se controla mediante la colocación de una pulsera GPS para conocer en todo momento su ubicación.*Ver imágenes*