Domingo, 21 Julio 2019
A+ R A-

Hemeroteca Años

LO QUE NO SE SABÍA ACERCA DE LAS CASAS DE MAYORAZGO DE JUAN DE JUREN Y JUAN JEDLER FACTORES ALEMANES DE LOS BANQUEROS FUGGUER (FÚCARES) EN ALMAGRO SIGLO XVI

  • Publicado el Sábado, 01 Marzo 2014 13:00

Fachada de Juren

Artículo de Arcadio Calvo Gómez, Cronista oficial de Almagro

Juan de Juren y Juan Jedler fueron, históricamente, los más destacados factores que los Fúcares tuvieron en Almagro. En nuestra ciudad, adquirieron como administradores de los tesoreros de los maestrazgos de las órdenes militares una gran fortuna, y con ello el consabido prestigio social. Arraigaron en la próspera villa y aquí casaron con guapas almagreñas procreando numerosa prole. Con los años, ambas familias emparentaron con los más acrisolados linajes locales amén de enlazar con los de la nobleza nacional. Muchos descendientes pasaron a Indias habiendo desempeñado importantes cargos en el gobierno y la milicia en varios países de Hispanoamérica.

Su notorio poder económico ha quedado patente en Almagro con  la importante arquitectura de sus casas de mayorazgo – de Juren sólo quedó su portada- y de Jedler… lo veremos después. Juan de Juren nació en Colonia (Alemania), llegó a Almagro en 1538 y hasta 1555 estuvo al frente de  los negocios que los tesoreros Fúcares tenían en la Capital  Calatrava. En nombre de los banqueros alemanes, Juren adquirió varias casas para formar las  principales de los Fúcares. Siendo el resultado la que  hoy conocemos en la calle Virgen de las Nieves nº 3, y que curiosamente en la puerta de  su fachada principal tiene la importante portada y escudo que perteneció a las casas de mayorazgo  de Juren, en la calle Franciscas. Este factor fue pieza clave para culminar la obra de la iglesia de San Salvador (“vulgo, San Blas, a partir del XVIII”) fundación de sus jefes Fúcares. De estos, consiguió Juren que la iglesia fuese dotada de campanas, retablos, órganos –hubo dos- ornamentos y todos los objetos de plata para el culto divino.   

Casó con la almagreña Ana Espinosa de los Monteros, conocida también como Ana de Pisa,  perteneciente a la familia de los “Fregenales, cristianos viejos de limpia generacón”.  Fueron padres de seis hijos. Juan Jedler, nació en la ciudad de Füessen, diócesis de “Augusta de los Vandálicos” (Augsburgo), siendo bautizado como sus hermanos  Andrea y Jacobo, en la Iglesia  Mayor. Jedler casó con Elena de Juren, hija de Juan de Juren, siendo padres de trece hijos. Jedler, relevó en 1555  a su suegro en los negocios de los maestrazgos. Después de este pequeño bosquejo biográfico de los  personajes que nos ocupa, es mi deseo pasar a comentar y aclarar algo sobre sus  respectivas casas de mayorazgo en Almagro.

 CASAS DE MAYORAZGO DE JUAN DE JUREN

De inmemorial, se viene afirmando que la portada de la casa nº 3 de Virgen de las Nieves  casa-palacio que fuera de los Fúcares perteneció a su factor Juan Jedler. Esta renacentista y bella portada con escudo de armas, por su calidad artística y programa iconográfico, estilísticamente es catalogada  por historiadores y expertos como la  mejor muestra  existente en  nuestra región. Claro está con el consiguiente error alusivo a su fundador. Hay que lamentar la desaparición de la casa original en cuyo  lugar estuvo la mencionada portada.  En su lugar se construyo una fábrica de harinas, esto, en Franciscas, hoy nº9.
En el año 2010, el autor de este  artículo informaba en la Guía de Feria y nº1 de Arte y Pensamiento- Almagro, sobre la localización de la casa-palacio de los Fúcares en nuestra ciudad; adelantaba que investigando sobre este particular fue posible saber de ciertas informaciones referente  a la casa, portada y escudo atribuidos a los Jedler.

La  primera dimana de un documento es de 1598, existente en los fondos del Archivo General de Simancas,  sobre un testimonio que da Ambrosio de Molina, escribano y vecino de Almagro da testimonio declarando sobre la herencia que correspondía a Juan de Juren, nieto de su homónimo el  alemán Juan de Juren  en el cual decía que conoció a Baltasar de Juren, hijo de Juan el (Viejo) y padre de Juan el Mozo; sabiendo que Juan de Juren y doña Ana de Espinosa su mujer fundaron(1562) un vínculo del tercio y quinto de sus bienes que fue  pasando sucesivamente a sus herederos. Estos bienes, sigue diciendo el escribano; consistían en “unas casas principales en la placeta del Monasterio de las Monjas Franciscas desta villa y trescientos y tres mil y tantos maravedís de juro en el derecho de las sedas del Reyno de Granada… mas otros bienes)” (Archivo General de Simancas  CME. legajo 525-16).

Esta información daba para  creer que en esta  casa era en  dónde estuvo emplazada  la portada que tratamos, pero solo supuestamente. Tiempo después  tuve  en mis manos  un volumen impreso  publicado en 1635 (año de la muerte de Lope de Vega)  con “Las veinte y una parte verdadera” de las comedias de este autor.  Las dedicaba Felix, hija de Lope  por orden de este antes de morir a la almagreña  Elena Damiana de Juren-bisnieta del fundador del linaje Juren en Almagro- (Biblioteca Nacional, Sala Cervantes).
En las páginas  preliminares hay un escudo cuartelado;  en el 1º y 4º unas figuras que no conozco; pudieran ser las  supuestas armas  de Julio Cesar Scazuola, marido de Elena Damiana, en  el 2º y 3º; las granadas y cabría  que se han tenido como de los Jedler. El escudo está acolado por una cruz de Calatrava. Julio Cesar era caballero  comendador de esta orden (1).

En principio, quedé sorprendido  porque no me cuadraba que este escudo  e adjudicase a Elena Damiana, pero unido a la información del documento de Simancas, no creí dudar en que quedó  aclarado el asunto. Las granadas sin duda eran de los Juren. Pero ningún documento  daba estas armas  como propias de la familia.  En el Archivo Histórico Nacional, entre los expedientes de caballeros de las órdenes militares, existe el correspondiente a Luís José, nieto de Elena Damiana. El  testimonio de las calidades y notoria nobleza del aspirante  para  obtener el hábito en la Orden de Calatrava lo certificaron los caballeros informantes que entre  estos documentos encontramos una inesperada y sorprendente información, y por la perseverancia en este asunto obtuve el siguiente premio:

 “ … En el dicho día mes y año (1678) respecto de las deposiciones de los testigos que citan,  haber en la iglesia que llaman de las franciscas desta villa una capilla entierro del Mayorazgo de Dª Elena de Juren que posee oy el pretendiente como su nieto. Fuimos a la dicha iglesia y en ella al lado del Evangelio vimos una capilla del Glorioso San Juan Bautista en la cual ay un escudo de armas partido en quartel y en cada uno de los quatro quarteles el rótulo del apellido que corresponde y en el segundo quartel a mano derecha ay un letrero que dice Juren, y las armas son en esta forma= Tres granadas igualmente puestas  y sobre ellas dos capelos (hoy se entiende en heráldica como chevrón o cabría) y saliendo por la puerta principal de dicha capilla encima de la reja della ay un rótulo latino ( traducido al  castellano por nuestro amigo Rvdo. P. Fray Teodoro  Baztán, agustino recoleto de la parroquia madrileña de Ntra. Sra. de  la Consolación)  que dize así: “ DEDICADA A CRISTO RESUCITADO Y ASCENDIDO (AL CIELO), JUAN A JUREN SUEGRO, Y JUAN XEDLER, YERNO, AMBOS ALEMANES QUE RECUERDAN LA MUERTE, CON EXPENSAS COMUNES CONSTRUÍAN ESTA CAPILLA( LUGAR SAGRADO) PARA ENTERRAR AQUÍ A ELLOS Y A VOSOTROS…”

Continua la visita de los informantes “… En dicho día mes y año fuimos a las casas en que vive hoy D. Juan de Medrano y Zúñiga, respecto de su deposición y presentación de instrumentos y habiendo reconocido son de las de mayor lustre de esta villa sitas en el pradillo de las franciscas y encima de la puerta principal dellas ay un escudo de armas de piedra que son en esta forma: Tres granadas igualmente puestas y sobre ellas tres capelos y un capelo por corona y orla: pusímoslo por diligencia y firmamos”.
Desconozco si Medrano adquirió la casa por compra; tengo entendido que  por entonces, ya no había individuos directos de la familia Juren, aunque este señor era en cierto grado pariente de ellos ¡Quién  podía esperar encontrarnos con esto!. Con esto, creo que queda  aclarado el asunto de la pertenencia de la portada y escudo de Virgen de las Nieves, 3, al linaje alemán de los Juren en Almagro.

Ya dije que Juan de Juren, gestionó la construcción de las casas principales de los Fúcares. Estas, aproximadamente desde 1539 eran ocupadas por los factores y sus familias y los dueños que  harían uso de ellas en sus visitas. Tanto Juren como Jedler, una vez que dejaron de trabajar en los negocios de la empresa de los   banqueros, pasaron a vivir a sus respectivas casas principales de mayorazgo.

LUGAR EN DONDE SE DESEMPAÑABAN LOS ASUNTOS DE LOS MAESTRAZGOS

Hasta aquí no se ha hablado del lugar en que se establecieron las oficinas de la factoría, pero tenemos documentos que nos dan  una idea diferente a la que se ha venido creyendo. Por la segunda década del siglo XVII, había dos factores alemanes en Almagro llevando los negocios de la familia Fugger: Juan Cristobal Everlin y Jorge Maire (no vamos a comentar lo mal que se llevaron estos compatriotas; ya di noticias en mi artículo en el nº 4, de Arte y Pensamiento-Almagro). Por declaraciones de un criado de los Fúcares en Almagro sabemos que: “…Juan Cristóbal Everlin , tenía su escritorio en su aposento… que es en casa de los Fúcares, que está en alto que tiene una reja a la calle…los libros mayores de la hacienda de los Fúcares están en los aposentos particulares dedicado para el uso de ellos … y cuando algún criado de los dichos señores para algún efecto tiene necesidad de ver alguna cosa de los dichos libros se hace yendo a dicho aposento, sin que se saquen del para ningún efecto…los dichos libros mayores que son cálculos de toda la hacienda no se sacan de dicho aposento…”

En cuanto a los granos de las tierras de los maestrazgos, estos se almacenarían en la Casa Tercia, “Que está en el campo en el ejido de las Calatravas” (hoy Ronda de Calatrava y Callejón de los Moros y fachada  donde actualmente existe una farmacia). En el año 1588, Felipe II, a solicitud de los Fúcares concede cuatrocientos mil maravedís para reparar la indicada casa pues la “dicha Tercia se encuentra muy maltratada”. En 1613, el monarca Felipe III, adquiere para la Mesa Maestral media casa lindera a la de la Tercia para ampliar los almacenes por un importe de noventa y dos mil trescientos cuarenta y ocho maravedís (A.H.N. Toledo leg.40794 y OOMM caja 1764-2). 

Es lógico preguntarse en este caso; que si los negocios de los Fúcares lo llevaban los factores desde  los aposentos de la casa de estos señores y el almacén estaba  en la Tercia; las oficinas y almacenes no estuvieron pues  en el casón  de Arzobispo Cañizares nº6 ¿Entonces  qué función tuvo este extraordinario  edificio? Veremos cómo salir de este interrogante.

CASA DE MAYORAZGO DE JUAN JEDLER

Juan Jedler, no se quedó a la zaga  de su suegro en ostentación respecto de  sus bienes, pues Jedler y su esposa Doña Elena de Juren fundaron también un importante mayorazgo en cabeza de su nieto mayor  Juan Francisco, primogénito de su difunto hijo Carlos y de su esposa Doña Ana de Calatayud y Toledo. En los bienes del mayorazgo entre otros, figuran  unas casas principales en Almagro. Al fallecer Carlos, la viuda y sus hijos trasladaron su residencia a  Madrid, y siendo gravoso para su economía el mantenimiento del edificio, Doña Ana, acogiéndose a una especial clausula de los fundadores pudo venderlo e invertir el dinero en los “Estados del Marqués de Santa Cruz” (2)

Juan Francisco declaraba antes de vender las casas lo siguiente: “Que por quanto yo el dicho Don Juan Xedler  gozo y poseo el vínculo y mayorazgo que instituyeron y fundaron los Señores Juan Xedler y Doña Elena de Juren mis abuelos…ante Ambrosio de Molina en diez y seis de noviembre de 1598. Que son unas casas principales que están en la colación de Ntra. Sra. (Jurisdicción eclesiástica de Madre de Dios)… el molino que llaman de Torrebermeja, que está en el término de Corral de Caracuel,  con sus casas y huerta que está en la isla junto a dicho molino (aunque ruinoso, este molino harinero junto al Guadiana pervive en la actualidad en el indicado lugar conocido como Molino de Geldres). Declara otros bienes que no viene al caso relacionar. Poco tiempo pudo disfrutar el fundador de su mayorazgo, pues Juan Jedler (el Viejo) murió en 1602. Fue enterrado según se dijo, en la capilla funeraria de los Juren-Jedler en la iglesia de Ntra. Sra. de los Llanos o Franciscas. Estos datos confirman que la casa de mayorazgo de los Jedler, figura  ubicada en jurisdicción  eclesiástica distinta a la que tradicionalmente se creía, aunque  no se conocían vestigios materiales para su identificación.

Pero afortunadamente en el Archivo Histórico  de Protocolos de Madrid nos encontramos con una carta de poder de Doña Ana de Calatayud  dada en Madrid en 1604, ante Francisco de Testa,  autorizando a Gaspar de Garnica, D. Antonio Bermúdez y a Juan Pérez de Luis  Pérez, vender estas casas.  El  documento nos da una valiosa información  que nos  saca de dudas. De las dichas casas  “… se hizo almoneda con poder mío de  las casa principales con las accesorias del dicho mayorazgo que son en la dicha villa de Almagro que alindan con casas de Juan Rodríguez de los escuderos y del doctor  diego del salto y la calle del altozano (actualmente, Arzobispo Cañizares nº 6) y callejuela de… ( falta una palabra que no se entiende en el documento y prosigue..Doña Ana de Torres ¿actual calle Tercia? Además hay que tener en cuenta que la acera de los números  pares de  Arzobispo Cañizares, pertenece a Madre de Dios y los impares a San Bartolomé.

Como se puede observar por esta información, creo que  no puede ser más esclarecedora la ubicación de  la casa que se pensaba fundación Fugger, y si la del mayorazgo de Juan Jedler  ¿Sería comprometido afirmarlo? Con los datos que se aportan, creo que no. El inmueble fue adquirido en nombre de Gaspar Ruiz,- ensayador Mayor de S.M. en el Reino de Potosí -por sus  hermanos. Su importe; tres quentos (millones) de maravedís. Según Enrique Herrera, este edifico es de los más notables de Almagro; tuvo una de las remodelaciones más importantes en el último tercio del siglo XVI (coincide con los años de la fundación del mayorazgo Jedler), constatándose la presencia de los artistas italianos que trabajaron en el Palacio del Viso del Marqués. Esteban Peroli y el estuquista Juan María. No sabemos si alguna vez,  bien  en el dintel de la puerta principal o en otra parte de  esta casa hubo  escudo de armas de los Jedler.

En cuanto al escudo de armas de esta familia según Luis Alberto de Sucre, biógrafo de Simón Bolívar -el “Caudillo Bolívar”  desciende de  los Juren y Jedler de Almagro- y el Académico  José Antonio de Sangroniz  y Castro, nos describen así las armas de Jedler: Escudo de sable; en el centro un casco de plata; en jefe y en punta una flor de lis de oro, la de arriba entre dos palomas del mismo metal, y entre esta y el casco una cinta de gules y un cordón con dos borlas de oro; y por debajo de la flor de lis de la punta otra cinta de gules.

(1)Elena Damiana al casar con Julio Cesar Scazuola- Tesorero General de la Santa Cruzada -pasó a vivir a Madrid. En la Villa y Corte estuvo muy relacionada con Lope de Vega; Este le dedicó “La veinte y una parte verdadera de sus comedias que fueron doce piezas teatrales, a saber: La bella Aurora, Hay verdades que en amor, La boba para los otros, y discreta para  sí, La noche de San Juan, El castigo sin venganza, Los bandos de Sena, El mejor alcalde el Rey, El premio del bien hablar, La victoria de la honra, El piadoso aragonés, Los Tellos de Meneses y por la puente Juana.
(2) Amigo también de Lope de Vega, fue el almagreño y Caballero de Santiago, Juan Francisco Jedler -primo de Elena Damiana- a quién el “Monstruo de naturaleza”, le dedicó la comedia: El hijo de los leones. El Ayuntamiento de Almagro, con motivo del sesenta aniversario de la reinauguración de nuestro Corral de Comedias, creo que tendría que tener en cuenta   alguna de estas obras para representar en tan importante e inapreciable espacio.  Siendo un valor  cultural e histórico  tener un “templo de la comedia” único y ya tan famoso en el mundo, y contar con el valor añadido  de que el universal Lope, tenga dedicadas obras a dos almagreños. Cosa envidiable para muchos pueblos y ciudades.