Martes, 23 Abril 2019
A+ R A-

Protección Civil, un trabajo que no se paga con dinero

  • Publicado el Martes, 09 Enero 2018 14:27

Protección Civil

La agrupación almagreña, formada por 16 voluntarios, es un apoyo fundamental en materia de prevención, vigilancia y primeros auxilios

Todos hemos visto o tenemos una imagen de lo que es el cuerpo de Protección Civil. Seguramente nos vengan a la mente uniformes anaranjados, con bandas reflectantes, voluntarios en puestos de espera, vigilantes, etc. Pero es mucho más que eso, Protección Civil es un servicio público que tiene como objetivo fundamental garantizar la seguridad de las personas en situaciones de riesgo colectivo. La agrupación de Protección Civil de Almagro empezó a trabajar en 2006. A día de hoy cuenta con 16 voluntarios, aunque han llegado a ser 21 miembros.

Estos vecinos de Almagro (Francisco, José Miguel, Mari Sierra, Salvador, José Ramón, Cristina, Adriana…) dedican parte de su tiempo libre y de su ocio por y para la ciudad y para velar la seguridad de los ciudadanos. Asisten a eventos en los que al reunirse un elevado número de personas, puede ocasionarse algún altercado. El grupo de voluntarios almagreños participan en eventos deportivos, carreras, conciertos, eventos religiosos e incluso accidentes o incendios si les llaman.

Las agrupaciones de Protección civil cumplen una labor que, aunque no tenga la magnitud de otros cuerpos de seguridad, representa un apoyo fundamental en materia de prevención, vigilancia y, dada la situación, actuación primaria. Por este motivo, para formar parte de la agrupación, los voluntarios realizan un curso básico donde aprenden las funciones primordiales que tendrán que llevar a cabo. Según cuentan algunos de sus miembros de Almagro, “nosotros hicimos el curso básico en Almagro en 2006, entonces éramos 22 o 23 voluntarios. En el curso aprendíamos de todo. Se basaba en seis modalidades: comunicaciones, regulación de tráfico, primeros auxilios, incendios, y las leyes. Después algo de práctica en RCP, extracción de personas en vehículos, vendajes…lo más básico, porque no somos médicos”.

La labor de esta agrupación, como del resto que hay en muchas ciudades de toda España, se desarrolla desde la fuerza de voluntad. Tal y como indica su nombre, el voluntario es una figura que trabaja por una actividad altruista de ayuda al prójimo. Por ello, para formar parte de la agrupación solo se necesitan dos requisitos: ser mayor de edad, y tener conciencia de la labor tan generosa que supone trabajar por y para los demás. “Un requisito es querer trabajar por la comunidad y sin cobrar, quitarte horas de tu tiempo libre y de tu familia, para dedicárselo a esto”, dice Francisco Martín, jefe de Protección Civil de la localidad almagreña. Los voluntarios saben que su labor no está pagada con dinero, pero ello no evita que reciban una formación y una serie de habilidades que puedan servirles de ayuda en un futuro. Además del curso básico, la escuela de Protección Ciudadana ofrece otros muchos cursos a lo largo del año. “La formación es necesaria, viene bien porque si tienes que manejarlo y no tienes práctica, te puedes buscar un lio, lo normal es que tengamos el curso”, expresan. En estos momentos, hay 5 voluntarios de Almagro apuntados a un curso de desfibrilador.

Para que las agrupaciones de Protección Civil de la región puedan realizar correctamente sus funciones, el Gobierno de Castilla-La Mancha otorga subvenciones con equipamiento mínimo homogéneo necesario para hacer frente a las incidencias que acontecen en los municipios y en las que intervienen los voluntarios. El pasado año, se aprobó la concesión de diverso equipamiento, tanto de maquinaria como de uniformes a 30 agrupaciones de voluntarios de protección civil de la provincia de Ciudad Real. Concretamente la de Almagro, recibió una bomba eléctrica para trabajar en casos de inundaciones y, en 2015, un generador eléctrico. Además, desde el Ayuntamiento de Almagro también reciben equipamiento que les facilita el trabajo. Este año, les han subvencionado con seis walkies nuevos. Hace dos años, el Consistorio adquirió un nuevo coche. Este grupo de voluntarios se ha convertido en un equipo indispensable para atender a la población. Todos ellos (Yolanda, Ángel, Antonio, Cesáreo, Mario, Mamen, Andrés, Juan José….) engloban un equipo de personas que son un pilar fundamental para la seguridad de Almagro. Enseñan a tener en cuenta y tener presentes cada día los valores de la responsabilidad y el esfuerzo.