Lunes, 22 Abril 2019
A+ R A-

Las gárgolas de Almagro

  • Publicado el Viernes, 08 Diciembre 2017 14:01

Gargola

Arcadio Calvo Gómez
Cronista oficial de Almagro

 

“Gárgola es un caño por donde desagua el canalón de un tejado, en especial cuando está decorado con una figura grotesca, humana o animal, que vierte el agua a través de la boca. Son típicas de la arquitectura gótica (1). Suele representarse generalmente en piedra.

De estos elementos arquitectónicos, tenemos un buen ejemplo en el monasterio de la Asunción de Calatrava de Almagro donde, de los esbeltos contrafuertes del ábside y fachada norte de su iglesia, sobresalen hermosas y bien conservadas gárgolas pétreas con figuras humanas. Siendo las únicas de estas características que existen en la ciudad.

Pero Almagro, también tiene en su haber otras más populares; las de hojalata, que es una más de las particularidades con que cuenta Almagro llamando la atención de visitantes a quienes se les suele oír comentar lo peculiar de estos útiles y decorativos elementos metálicos siendo sin duda un complemento original de nuestro patrimonio arquitectónico, poco, o nada común en otros lugares.

El canalón de hojalata (invento del siglo XVIII), se sigue usando en Almagro con el mismo sentido práctico y estético de recibir el agua de lluvia de los tejados por los canalones para ser expulsada por la artística “gárgola” a cierta distancia del edificio para evitar daños en fachadas y puertas, y a su vez preservar los balcones y viandantes, de los “goterones” de los aleros. La mayoría de canalones y gárgolas actualmente se fabrican de cinc; creando infinidad de figuras -según el gusto de cada propietario de edificio- pero casi todas, se rematan con simuladas bocas de animales fantásticos. Otras menos estéticas son de pvc.

“Con el sol en retirada llega la hora perfecta para descubrir las gárgolas de Almagro. Son elementos decorativos llegados de Oriente y dominan la ciudad por todas partes. Una Ciudad de fundación árabe y desde siempre divertidamente supersticiosa. Esas gárgolas se ponían para alejar el mal (cosas de otros siglos). Su raíz está en las quimeras, elementos antropomórficos que mezclan personajes fantásticos y animales. Las de Almagro son de latón, en realidad son gárgolas domesticadas; recogen las aguas y cumplen una función cotidiana.” (2)

  • (1) Diccionario de la Real Academia Española
  • (2) Rosana Torres. El País ,1-8-2009.