Sábado, 20 Julio 2019
A+ R A-

Hemeroteca Años

Las socias de Afammer conocieron la vinculación de Miguel Fisac con Almagro

  • Publicado el Viernes, 02 Junio 2017 09:33
Senderismo

También descubrieron la hipótesis de que la iglesia de san Blas fuera una antigua mezquita

La asociación de Familias y Mujeres del Medio Rural, Afammer, organizó la semana pasada un ciclo de conferencias sobre aspectos menos conocidos de la Historia de Almagro. En primer lugar, la licenciada en Historia, Encarnación Asensio expuso con detalle la relación del arquitecto Miguel Fisac con la ciudad de Almagro. La también técnico responsable de Cultura del Ayuntamiento de Almagro detalló los lugares y la obra del arquitecto de Daimiel en el municipio.

Como ejemplos, su casa, la ermita de San Pedro o la reforma que realizó en el Teatro Municipal, muestras de la huella de uno de los arquitectos más importantes del siglo XX en España. Fisac fue un experimentador e inventor de materiales y estructuras, a él se debe las “vigas hueso”, vigas prefabricadas cuya utilidad es múltiple, en primer lugar por la luz que puede abarcar y en segundo lugar por su uso que sirve de aislante acústico y térmico. “Su estructura es comparable al hueso de una vaca”, de ahí el nombre, dijo Encarnación Asensio durante su exposición. Fisac también fue un estudioso de la arquitectura popular, de la que decía que era al “arquitectura del sentido común”, y que trasladó a la arquitectura moderna con materiales nuevos. Asensio dedicó la charla a su mujer Ana María.

San Blas, posible mezquita

La segunda charla versó sobre la hipótesis de trabajo del historiador Isidro G. Hidalgo. “Si los cristianos tenían San Bartolomé el Real, en la Plaza Mayor, si los judíos tenían su sinagoga en la Plazuela del Corto, los musulmanes tendrían su Mezquita, ¿dónde estaba? Hidalgo habló de la Edad Media en Almagro, momento de la convivencia y tolerancia de las tres religiones del libro: cristianos y el poder de la Orden de Calatrava, judíos y su poder económico y musulmanes, grandes artesanos Partiendo de estas premisas, Hidalgo compartió su teoría, según los datos que se conocen de la iglesia de san Blas. Se sabe, por documentación que se conserva, de visitas de finales del siglo XV que hablan de un San Salvador en estado pésimo, de la Cofradía de San Salvador que tenía toda una serie de pertenencias para dar auxilio a sus miembros y el estado en el que estaba el pequeño hospital y las obras que debía de realizar. También, en el siglo XVI, con los Fugger, se reconstruye y rehabilita la “pequeña capilla de San Salvador”, aire renacentista en sus muros y acabados impregnarán la obra. Ya en el siglo XVIII cambia de nombre, de titular, de San Salvador a San Blas.

Anterior a estos siglos, se desconoce si en este mismo lugar había una mezquita o iglesia. Pero por su ubicación, en la morería vieja en torno al Callejón de los Moros y calle Clavería, la toponimia de calles como Geme y Naranjo y Pilar; la similitud de la torre como minarete, con comparaciones en iglesias actuales de Toledo y antiguas mezquitas, da pie a pensar, según el conferenciante, en San Blas como antigua mezquita de la población musulmana de Almagro.

Otras actividades

Afammer tiene previsto como despedida de la actividad desarrollada durante el curso escolar, una merienda el próximo sábado 10 de junio a las 18.30 horas, además de una viaje cultural a Cartagena y Caravaca de la Cruz el primer fin de semana de julio.