Velas y emoción en la despedida a las monjas dominicas

Halloweed

Más de un centenar de almagreños se dieron cita en la Plaza de Santo Domingo para mostrar su cariño y agradecimiento a las monjas antes de su salida de Almagro

La vela encendida que más de un centenar de almagreños portaba entre sus manos fue el símbolo elegido para mostrar el agradecimiento y el cariño del pueblo hacia las monjas dominicas, quienes después de 60 años de dedicación a la enseñanza y a los más necesitados, abandonan Almagro.

La fuerza de las redes sociales sirvió para unir a muchos vecinos en la Plaza de Santo Domingo en una concentración espontánea promovida por Sagrario Rodríguez. Precisamente ella fue la encargada de dar lectura a un texto de agradecimiento escrito por el periodista almagreño Francisco Martínez Carrión.

Las cuatro queridas monjas escucharon con atención cada palabra del escrito, en el que se decía, entre otras cosas, que “la semilla que sembrasteis en nuestros corazones ha germinado, hoy somos mejores personas gracias a vosotras. Dejáis un enorme vacío en Almagro, nunca os olvidaremos”. Tras la lectura todos los presentes aplaudieron con emoción a las monjas que recogían ese cariño desde el balcón de la que ha sido su casa estos 60 años, y de manera inesperada toda la gente cantó un sentido “adiós con el corazón”.

Sor María Luisa habló en nombre de las cuatro para agradecer el cariño demostrado en los últimos días por tantos vecinos. En su emocionado discurso quiso dejar muy claro que “os queremos mucho, que suene y resuene, habéis sido, sois y seréis nuestra familia”. Al final de este acto recibieron abrazos y besos de todo el mundo y Sagrario les entregó unas hojas con firmas y mensajes de agradecimiento de los almagreños presentes en la Plaza de Santo Domingo. *Ver imágenes*