Martes, 23 Abril 2019
A+ R A-

La Corporación Municipal agradece a las monjas dominicas del Colegio Nuestra Señora del Rosario la labor educativa y social de más de 50 años en Almagro

  • Publicado el Lunes, 09 Noviembre 2015 10:52

La congregación ha manifestado la voluntad de marcharse discretamente por lo que no se llevará a cabo ningún acto de homenaje

En unos días, las monjas dominicas del Santísimo Sacramento del Colegio Nuestra Señora del Rosario dejarán Almagro. Han sido más de 50 años de actividad y presencia ininterrumpida en la ciudad encajera. Hasta 2010, la congregación llevó las riendas del colegio, situado en el Palacio de los Marqueses de Torremejía, en la céntrica plaza de santo Domingo, que después fue escuela-hogar y por el que han pasado miles de alumnas y alumnos de la provincia. Desde que saltó la noticia a través de facebook (Arte y Comunicación.Calatrava), han recibido el cariño y el agradecimiento de muchas personas que fueron al centro educativo.

Las cuatro monjas que ahora conforman la comunidad en Almagro (Sor Francisca, Sor María Luisa, Sor Quica y sor Rosa), querían irse de manera sencilla, sin homenajes, ni despedidas. La superiora de la comunidad, Sor Francisca, o Quica, como se le conoce, ha explicado que no querían ningún acto, “algo grande, ni alborotado” querían marcharse con la misma discreción con la que han trabajado. Reconoce que, sin duda, dejar Almagro “es muy triste, tanto para nosotras como para el pueblo, el pueblo lo siente y nosotras también”. Sor María Luisa, con 44 años de labor educativa y social en el municipio, ha expresado su tristeza y ha agradecido las muestra de cariño que están recibiendo en esta última semana “os llevamos en el corazón, os queremos mucho, sentimos mucho marcharnos de Almagro, yo especialmente, los mejores años de mi vida los he entregado en Almagro. Hasta luego, hasta siempre”.

El alcalde Daniel Reina y la concejal de Bienestar Social, María Jesús Villaverde, visitaron ayer martes a la comunidad religiosa para agradecerles la labor realizada en Almagro. Reina, en nombre de la Corporación Municipal y en representación de los almagreños, ha escrito una carta de despedida en la que recoge “el pesar que todos los almagreños sienten por esta decisión, y el agradecimiento por una larga trayectoria dedicaSanto domingoda a la educación y a la solidaridad, de la que se ha beneficiado mucha gente”.

En la misiva, también el alcalde explica el ofrecimiento y el interés de la Corporación Municipal de organizar un acto de homenaje o la entrega de alguna distinción que no han querido realizar. El alcalde comprende y respeta esta decisión y pide, porque así lo quiere la comunidad, que los almagreños también la respeten y comprendan. “Vendrán tiempos más sosegados en que sea posible reflexionar sobre todo esto, expresarles el afecto y la gratitud que merecen, tiempos en los cuales los sentimientos y las sensaciones no estén a flor de piel y las madres dominicas puedan venir y disfrutar del cariño y del apoyo del que ha sido su pueblo durante tantos años y de las gentes de este y otros pueblos aledaños a los que con tanto cariño han tratado y educado. En esta hora triste, como lo son todas las despedidas de las personas que se aman, la Corporación desea sinceramente que la decisión haya sido acertada y redunde en el bien de la comunidad. En cuanto a lo que aquí dejan, el recuerdo se borrará nunca”.

Al finalizar el pleno extraordinario celebrado a las 14 horas de hoy, todos los grupos municipales se han sumado a las palabras de elogio y agradecimiento dedicadas a las monjas dominicas del Santísimo Sacramento. La orden de los Predicadores está muy presente en Almagro. Son tres las ramas de la familia dominica que han convivido en el municipio: las monjas de clausura, las monjas de vida activa del antiguo colegio Nuestra Señora del Rosario, que se despiden de Almagro este fin de semana y los padres dominicos. Además, de la rama seglar que cuenta con 150 miembros almagreños. Precisamente, los seglares seguirán la labor iniciada del Banco de Alimentos, cuya sede está en el colegio Nuestra Señora del Rosario del que partirán las cuatro religiosas este fin de semana hacia Jerez de la Frontera y Dos Hermanas.