El Festival Iberoamericano de Teatro ha recibido en su XV edición más público que nunca

Festival iberoamericano

Los eventos que se han llevado a cabo en torno al 40 aniversario del CELCIT han sido, según el director del FITCA, “enriquecedores y fructíferos”

Este domingo se clausuraba en Almagro la XV edición del Festival Iberoamericano de Teatro Contemporáneo de Almagro, que ha estado marcada por la celebración de los 40 años del CELCIT (Centro Latinoamericano de Creación e Investigación Teatral). Su director, Luis Molina, se mostraba muy satisfecho por la buena respuesta que el público ha dado al festival, habiéndose prácticamente duplicado la asistencia a todos los espectáculos.

La Asociación Cultural Amigos de Javier Segovia con su espectáculo Con nombre de mujer fue la encargada de poner el broche final a tres semanas del mejor teatro iberoamericano en Almagro, pues la ciudad ha recibido a 16 compañías llegadas desde 8 países diferentes: México, Chile, Venezuela, Bolivia, Ecuador, Cuba, Argentina y España. Luis Molina, director del CELCIT y de festival, ha hecho un balance muy positivo de esta XV edición. En primer lugar en lo que a la respuesta de público se refiere: “Creo que el festival ha dado un giro muy grande, se ha duplicado el número de asistentes y ha llegado gente de distintas partes de España”. El director del festival cree que la calidad de los espectáculos -una de las preocupaciones constantes del CELCIT- es la mejor manera de fidelizar al público y que “es una característica de este festival, que se transmite boca a boca”.

Por otra parte, ha destacado que, en esta ocasión y con motivo del 40 aniversario del CELCIT, “ha habido una gran cantidad de creadores y artistas que han trabajado durante muchos años con nosotros que han querido estar presentes en este año tan especial, mostrándonos toda su creatividad y lo mejor de su trabajo, como El Teatro de los Andes, Malayerba, UROC Teatro, el Teatro Itinerante, La llave maestra o el Corral de Comedias de Querétaro”. Asimismo, el Encuentro de Teatro España-América Latina, que dio comienzo en Almagro durante el festival y que continuará estos próximas días durante el Festival Iberoamericano de Teatro de Cádiz, ha sido también, según Molina, “enriquecedor y fructífero”. Durante el mismo los teatristas de ambos lados del Atlántico han podido confrontar sus experiencias, sus avances o sus dificultades en el ejercicio de su trabajo y, por otro, han podido valorar todo lo que se ha conseguido desde que se celebrase el primer encuentro de estas características en 1980.

Finalmente, el director del FITCA ha manifestado que, de cara a la próxima edición, el CELCIT tiene la intención de llevar a cabo una serie de reuniones con las instituciones provinciales, regionales y nacionales, con el objetivo de conseguir el apoyo necesario y, desde el punto de vista de Luis Molina “justo y merecido”, que posibilite que el festival pueda continuar desarrollándose. Además, ha recordado que el Teatro Laboratorio La Veleta, un lugar fundamental para la acogida y el trabajo de las compañías que llegan de Latinoamérica, necesita también ayuda para poder seguir desarrollando su importante labor. Molina cree, asimismo, que el apoyo institucional es imprescindible para el desarrollo global de Almagro como ciudad del teatro, un apoyo que no puede circunscribirse exclusivamente al FestivalInternacional de Teatro Clásico o al propio Festival Iberoamericano de Teatro Contemporáneo.