Lunes, 23 Septiembre 2019
A+ R A-

Hemeroteca Años

Un grupo de nueve senderistas almagreños se internan por La Vall d`Arán, en el Pirineo Catalán

  • Publicado el Sábado, 05 Julio 2014 01:58

Valle de Aran

Han recorrido 103 kilómetros con 9.100 metros de desnivel y atravesado tres collados de alta montaña

Senderistas de Almagro, Bolaños de Calatrava y del grupo Arreando Ínter Sport de Valdepeñas, se propusieron realizar el Trail Setau Sageth, (Séptimo Sello).

Una travesía circular de 103 kilómetros de recorrido, con 9.100 metros de desnivel acumulado, que comienza y termina en la capital del Valle de Arán, Vielha, atravesando poblados llenos de historia y tradiciones y que recorrieron durante cinco días. La Val d’Aran se encuentra en el Pirineo central y tiene la particularidad de ser un valle de vertiente atlántica, por lo que su río principal, el Garona, se abre paso por tierras aquitanas para ir a desembocar a Burdeos (Francia).

 

La Val d’Aran tiene una extensión de 620 Km y el 30% del territorio está por encima de los 2.000 m de altitud. Las altas montañas que rodean el Valle forman una barrera natural que condiciona su climatología pero también ha condicionado sus relaciones con otros pueblos y su propia historia.

Este grupo de senderistas ha tenido que superar el paso tres collados de alta montaña: El Coll de Guerra de 2320 metros de altitud que comunica el valle de Toran, autentico paraíso de bosque primario, valles colgados y profundas gorjas, con los Lagos de Liat en la zona denominada como “territorio minero” del Valle de Aran, por las antiguas minas que había en toda la zona. El Puerto de Rius de 2.340 mts, antigua ruta de trashumancia y zona donde se encuentran los mayores lagos de Aran como el Estany Mar y Rius, es por donde pasaban los rebaños procedentes de Aragón a los pastos araneses de Colomers y Restanca. El Puerto de Vielha, que con sus 2.470 mts es el punto culminante de la travesía, es un paso natural cargado de historia del Aran y los Pirineos, utilizado desde hace siglos por los habitantes de los Valles como comunicación y transporte de mercaderías.

Y todo esto con una climatología adversa donde las tormentas han hecho acto de presencia durante cuatro de los cinco días de travesía. Una experiencia y un reto únicos, como comenta el coordinador de la marcha, José Vicente Gómez, en uno de los paisajes más espectaculares de nuestra geografía, como es este Valle de Arán, encuadrado dentro del el pirineo catalán, que “ha puesto prueba la fuerza y tesón de nuestros senderistas, que cada día se lanzan a nuevas empresas explorando nuestros paisajes y disfrutando de la naturaleza en su estado más primigenio. Enhorabuena a todos: Carmen, Luisa, Glice, Lara, José Antonio, Paco, José Ángel, Juan y José Vicente”.