Jueves, 18 Julio 2019
A+ R A-

Hemeroteca Años

El Teatro Municipal acoge la grabación de un cortometraje

  • Publicado el Miércoles, 15 Mayo 2013 00:00
Rodaje arturo vielsa

El director Alvar Vielsa elige la ciudad encajera como escenario principal para El sueño de estar despierto

El Teatro Municipal de Almagro ha sido el escenario de las primeras imágenes grabadas del nuevo trabajo del joven director Alvar Vielsa, El sueño de estar despierto es el nombre que recibe el cortometraje que como define su autor “es una conmovedora historia que gira entorno a la niñez, a la magia del teatro, a la fantasía y a la ilusión”. Vielsa se muestra entusiasmado por este cortometraje del que dice “que ha reunido los ingredientes necesarios para que yo vuelva a dirigir después de dos años”. Setenta personas están implicadas entre actores y equipo de producción. En otoño se efectuará un preestreno en Almagro, como preámbulo del estreno que será en Ciudad Real.

El rodaje no ha hecho nada más que empezar. Después de los dos días de trabajo en Almagro, donde han grabado diversas secuencias ambientadas en ‘La Vida es Sueño’ de Calderón de la Barca, el equipo estará rondando hasta el próximo 30 de junio en diversas localizaciones de la provincia. Aunque el escenario principal es la ciudad encajera, a la que volverán el próximo mes para rodar más escenas.

La producción cuenta con la implicación de Amigos del Teatro de Ciudad Real y la colaboración de los ayuntamientos de Almagro y Ciudad Real, de FECICAM, la Diputación Provincial de Ciudad Real y el Teatro la Sensación.

Sinopsis: Un grupo de teatro está en pleno montaje de ‘La Vida es Sueño’ en el teatro de Almagro. Carlos (Juande López), el director de la obra crea una gran amistad con Lucía (Carmen Ocaña), la actriz principal, y pasa la mayor parte del tiempo junto a ella y sus dos hijos; Pablo (Álvaro Aguilar) y Álvaro (Carlos Arenas). Los niños han pasado una dura etapa tras la muerte de su padre, y plasman en un cuento su propia historia desde la magia y la fantasía del mundo del teatro que les rodea.

El día del estreno de la obra, las hermanas de Lucía (Pilar Moreno y Sofía Nevado) acuden al teatro con los niños, pero durante la representación Pablo, padece los síntomas heredados de la enfermedad de su padre y lo trasladan al hospital. Carlos pide a los actores que oculten lo ocurrido a Lucía, hasta que finalice la representación. Al caer el telón, Lucía descubre lo que ha pasado y a partir de entonces, el director de teatro tendrá que demostrar sus cualidades y luchar fuera de las tablas para recuperar la confianza y la ilusión que puso en la familia de Lucía.