Viernes, 19 Abril 2019
A+ R A-

Ascenso a Nacional del Almagro CF Juvenil ocho años después

  • Publicado el Domingo, 16 Junio 2013 00:00
Ascenso juveniles

El Almagro CF Juvenil ya es equipo de Liga Nacional. Lo ha conseguido definitivamente este caluroso 15 de junio en Miguel Esteban, donde ha firmado una victoria 0-2 que le ha valido para protagonizar el cuarto ascenso de la historia del club a esta categoría, el último en el año 2005. Tres autobuses completos de aficionados almagreños más otros tantos desplazados en vehículos particulares hasta la localidad toledana, depararon un ambientazo de lujo en el campo y disfrutaron de una celebración por todo lo alto junto a sus jugadores al final del encuentro.

Al margen del resultado de la ida (4-1) y del apoyo de su afición, pocas cosas más contaba a su favor el equipo de Ángel Luis Martínez “Zapa”, ya que en el once inicial se echaba en falta a dos puntales del equipo: Manolillo, aquejado de una inflamación en el gemelo producida la semana anterior, y José Vicente, con problemas musculares por sobrecarga también en un gemelo. Y para colmo, el jefe del equipo en el centro del campo, Angelillo, tuvo que retirarse con apenas 15 minutos de juego transcurridos por unos problemas estomacales que habían aparecido durante el viaje desde Almagro a Miguel Esteban.

Con esos tintes la primera mitad fue bastante sosa, parecida a la de la ida pero con poquísimos acercamientos peligrosos en ambas porterías que propiciaron un justo empate sin goles al descanso. Pero a los diez minutos de la reanudación la eliminatoria quedó prácticamente sentenciada con el tanto del cadete Manuel Paz, aprovechando su altura para rematar de cabeza una falta colgada al área por Chechu. Con este tanto llegaron los primeros gritos de “el año que viene, Almagro en Nacional…”, y al mismo tiempo una tímida reacción de Miguel Esteban que apretó durante los minutos siguientes metiendo en su campo a los encajeros. Pero las fuerzas no sobraban y el ímpetu de los toledanos fue transformándose en intetos desesperados y poco constructivos de remontar.

Los rojillos aprovechaban cada recuperación de balón para intentar hacer daño saliendo con rapidez, y con el paso de los minutos la eliminatoria se veía absolutamente controlada y sentenciada a pesar de los ánimos de la afición local a sus chicos. El Almagro seguía mostrándose superior y absoluto merecedor del ascenso, y en el 80 llegó el segundo, obra de Popi, quien había saltado al campo unos minutos antes. Un balón bombeado llegó a su jurisdicción en el área y tras un buen control, la puso lejos del alcance del meta local. Para entonces los 300 aficionados almagreños desplazados a Miguel Esteban ya celebraban el ascenso que pone un broche de oro a una temporada prácticamente perfecta del equipo juvenil, con 26 victorias, 6 empates y 2 derrotas, a lo que hay que sumar las victorias en ambos encuentros del play-off de ascenso.