Martes, 18 Junio 2019
A+ R A-

Hemeroteca Años

Curiosidades y anécdotas de “Nuestra Señora del Rosario”

  • Publicado el Sábado, 07 Junio 2014 09:10

Isidro

El historiador Isidro G. Hidalgo hizo un recorrido por lo que fue este monasterio y colegio Universidad, su época de esplendor y su decadencia

Nuestra Señora del Rosario, Monasterio y Colegio Universidad, fue el título escogido por el historiador Isidro G. Hidalgo Herreros con el que ha comenzado el II Encuentro de Historia en Primavera que organiza la asociación de Familias y Mujeres del Medio Rural, AFAMMER de Almagro.

A lo largo de su disertación, el ponente hizo un recorrido por lo que fue este vasto complejo de Nuestra Señora del Rosario desde su edificación primero como Monasterio de la Orden de Predicadores allá por el año 1536 y su posterior ampliación a Colegio Universidad con su primera clase en octubre de 1574. Fernando Fernández de Córdoba y Mendoza fue el mecenas y fundador, en su construcción y "adorno" en el que participaron grandes artistas del Renacimiento Español y Barroco: Francisco de Luna, Martín Vizcaíno, Alonso de Covarrubias, Bautista Vázquez, Nicolás Vergara, Juan Tovar, Juan Correa de Vivar, Juan José Mollol.

Del momento de esplendor, Isidro Hidalgo pasó a relatar la decadencia de este edificio. Primero, habló de los daños que produjo el Terremoto de Lisboa de 1755 y después, hizo hincapié en las políticas desamortizadoras del Ministro de Hacienda Mendizábal, y cómo a partir de entonces el patrimonio que guardaba Nuestra Señora del Rosario se fue disgregando y repartiendo por distintas partes: Museo Arqueológico Nacional en Madrid, Monasterio de Santo Domingo de Ocaña (Toledo), Monterrey en México. Lo que ahora se conoce como la Antigua Universidad Renacentista, ha sido también almazara y ya en el siglo XX fábrica de muebles, penúltimos inquilinos. Actualmente es uno de los escenarios del Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro.

Hidalgo también explicó las diferentes obras de restauración realizadas en el edificio, desde la compra de parte de lo que fue este complejo monacal y universitario por el Ayuntamiento de Almagro. Así, en el año 2001 a través de un Plan de Empleo se demolió parte de lo que fueron instalaciones de la Fábrica de Muebles Manuel Díaz; después la Escuela Taller Almagro de 2002 a 2004 rehabilitó parte de la cubierta de naves de fachada y se procedió a limpieza de paramentos y pilares del crucero; con la empresa pública Tragsa durante dos años se rehabilitó la cubierta de la nave principal y se demolieron estructuras y edificaciones construidas para dar servicio a lo que fue la fábrica de muebles con la finalidad de acondicionarlo como espacio escénico.

Con la creación del Servicio Municipal de Patrimonio Histórico, hoy ya extinguido, se actuó en solares colindantes que sacó a la luz lo que fueron diversas estancias del Monasterio como de la Universidad. El licenciado en Geografía e Historia, que durante varios años fue el arqueólogo municipal, concluyó su exposición resaltando la importancia de lo que fue Nuestra Señora del Rosario con una curiosidad: tanto el escudo como el sello de la actual Universidad de Castilla-La Mancha, como la marca de agua de los títulos que expide está presente Nuestra Señora del Rosario.