‘Romeo y Julieta, una obra en construcción’, ganadora del II certamen Barroco Infantil

Ganador barroco

Podrá volver a verse los días 19 y 20, a las 20 horas, en el Municipal

El montaje Romeo y Julieta, una obra en construcción, de la compañía argentina Puro Grupo Teatro e interpretada por Mónica Spada y Pablo Di Felice se ha alzado con el premio al mejor montaje del II certamen Barroco Infantil. El jurado ha otorgado por unanimidad este galardón por su magnífico trabajo actoral, por la superación de la dificultad, la conciliación del humor y la esperanza, una excelente comunicación con el público, la ingeniosa construcción del vestuario, la imaginación para procurar que los objetos cobren la vida necesaria, el humor en el texto y la lógica alternativa defendida por dos payasos, ha explicado Natalia Menéndez, directora del Festival Internacional de Teatro Clásico durante la rueda de prensa en la que se ha dado a conocer el ganador.

Se han querido hacer dos menciones especiales. Una primera a la actriz Daniela Saludes, en papel de Roxana de la obra Yo, Hércules Sabino… ¡Qué nombres! de la compañía Elfo Teatro de Castilla-La Mancha, por lo completo del trabajo actoral y riqueza en lo físico y su gran expresividad. Una segunda a la obra Cigarra y hormiga, de la compañía Markeliñe del País Vasco, por ser un magnífico espectáculo para la primera infancia, por el juego dramático y la gran preparación actoral, destacando la energía y vitalidad de la propuesta.

El jurado ha estado formado por los niños almagreños Ana Fernández, Amalia Romero y Pablo Díaz; por la dramaturga Itziar Pascual – presidenta del Jurado – y por Teresa Pérez-Prat, miembro del equipo del Festival. Destacaron el trabajo actoral de la obra ganadora y cómo hicieron reír al público, la relación con el público y cómo con unos objetos de una obra-cascos, escaleras, una sierra… consiguen representar todos los personajes y escenas más representativas de la obra de Shakespeare.

Sinopsis de la obra ganadora

En esta versión la acción transcurre en el marco del festival de teatro más importante de toda América. Un grupo de 40 actores, representando a Argentina, va a interpretar la obra Romeo y Julieta dentro de un estudio de televisión, para ser transmitida en vivo y en directo a todos los países de América. Faltando 5 minutos para comenzar la función se le anuncia director que, salvo los actores que representan a Romeo y a Julieta, el elenco entero, con su vestuario y parte de la escenografía, están parados a 200km del canal por un desperfecto que sufrió el microbús que los transportaba. Ante la noticia y el apremio del tiempo, el director decide hacer la obra con los dos actores presentes, y aunque al principio cuenta con la negativa de ellos, terminará persuadiéndolos con la frase “el show debe continuar”. Escaleras, cubos, maderas o telas, todo servirá para resolver cada escena y así llegar a un final, aunque accidentado, digno.

Mónica Spada explica que en esta versión se han respetado los conflictos fundamentales del clásico de Shakespeare pero teniendo en cuenta la realidad de estos dos actores que se encuentran con muy pocas cosas, y “digo muy nuestro porque sentimos que de alguna manera es una realidad muy argentina, donde solemos resolver las cosas con lo que hay, fruto de las eternas crisis, agudizando siempre la creatividad...y por supuesto, poniéndole humor, que es el vehículo que utiliza el grupo en todas sus adaptaciones. Pablo Di Felice comenta que con este proyecto se han dado cuenta e cómo una misma obra puede tener distintas lecturas y puede funcionar de diferente manera en cada uno de los grupos de edades. “Con los niños funciona mejor lo que es el clown, las caídas, los golpes...Los adolescentes al conocer la obra disfrutan mucho de la trama, de cómo estos dos actores resuelven las situaciones, cómo arman el balcón o una iglesia y entran en el código del juego inmediatamente. Se sienten muy identificados. Al adulto intentamos engancharle sin que los pequeños pierdan el hilo de la historia”. Y eso es algo que consiguieron. El sábado todo el público, mayores y pequeños que vio este Romeo y Julieta, disfrutó y rió de lo lindo. Como expresa el actor Romeo el público sale agradecido “porque sienten que pudieron compartir todos el espectáculo, cada uno con su lectura pero disfrutando de lo mismo, así que es un espectáculo que nos dio muchas satisfacciones en ese sentido”.

Romeo y Julieta, una obra en construcción podrá volver a verse los días 19 y 20 de julio, a las 20 horas, en el Teatro Municipal de Almagro.

Fotos: Guillermo Casas-Festival Internacional de Teatro Clásico