Ángel Fernández Montesinos, el Lord del teatro español, homenajeado en Almagro

Il parnaso

Grandes nombres del teatro como Concha Velasco, Héctor Colomé, Juan José Arteche o Nati Mistral participaron en una tarde cargada de emoción

La profesión teatral casi al completo se dio cita ayer por la tarde en el Corral de Comedias de Almagro para rendir homenaje al director de escena Ángel Fernández Montesinos (Murcia, 1930). Fue en el marco de la 36ª edición del Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro y el acto contó, como representantes institucionales, con Luis Maldonado, alcalde de Almagro; Rosario Gálvez, Secretaria General del INAEM; y Javier Morales Hervás, director general de Cultura de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, asi como una representación muy nutrida de la comisión de Cultura del Congreso de los Diputados. También quisieron acompañar al homenajeado el decorador Wolfgang Burmann; la artista Nati Mistral; y su biógrafo, Ángel Martínez Roger.

El acto, conducido por la directora del Festival, Natalia Menéndez, contó con la emisión de una serie de emotivos vídeos con cariñosos saludos de distintas personalidades y amigos: Concha Velasco, María José Goyanes, Andrés Peláez, María Garralón, Agustín Frontán, Elisa Romero, Julio Huélamo, María Navarro, Alberto Portillo, Manuel Lagos, Marisa Segovia, Chencho Arias, Andrés Amorós, Emiliano Redondo, Héctor Colomé, María Dolores Font, Alejandro Navamuel, Pedro Moreno, Juan José Arteche y Esperanza Roy. “¿Quién te iba a decir que aquel niño que se asomaba desde el gallinero del Teatro Romea, con la mirada clavada en el escenario, con esa vista de pájaro… se convertiría en referente de la dirección escénica, en uno de los pilares del teatro y teatro musical de este país?”, le lanzaba Menéndez durante la presentación del acto.

Ángel Fernández Montesinos agradeció el momento con una breve pieza teatral compuesta para la ocasión llamada Homenaje: “bueno, más que una pieza teatral es un monólogo, género preferido por los productores de ahora”, empezó contando Montesinos, quien confesó que “yo estoy muy vinculado a Almagro y a este Corral de Comedias, también aquí se presentó mi libro biográfico. Por eso recibo este homenaje con muchísimo agradecimiento, primero porque estoy vivo, y eso es mejor porque se disfruta más, y segundo porque homenaje es sinónimo de cariño, de amistad y, según el diccionario de la academia miramiento, que es una palabra que me gusta mucho”. No faltaron palabras de agradecimientos para todos sus allegados, y acabó dirigiéndose a los asistentes diciendo que “han sido muchos años de laboriosidad, años de mantenerme casi joven, porque creo que solo viviendo muchos años y viviéndolos intensamente se llega a ser joven… yo al menos lo intento”.

La Banda de Música de Almagro y la Coral Polifónica Orden de Calatrava puso la nota musical al acto con La Parranda, canto a Murcia.

Ángel Fernández Montesinos atesora un variado e intenso repertorio a lo largo de una prolífica trayectoria profesional en la que ha firmado innumerables puestas en escena de distintos géneros teatrales, aunque reconoce que el teatro musical es su género favorito y el que considera más difícil. Comenzó en el Teatro Universitario de su ciudad natal y debuta con El libro del buen amor del Arcipreste de Hita, una de las obras en las que se cimenta su repertorio de teatro clásico, en el que también encontramos La viuda valenciana y El castigo sin venganza.

En este transitar por todos los géneros, Ángel Fernández Montesinos ha dirigido teatro de humor: Maribel y la extraña familia, Melocotón en almíbar (ambas de Miguel Mihura) o Los ladrones somos gente honrada (Jardiel Poncela). Entre sus comedias de intriga, cabe citar: Culpables (Jaime Salom), La huella (Peter Shafer), Trampa para un hombre solo (Robert Thomas) y por supuesto, una obra maestra como es Trampa mortal (Ira Levin).

El juego teatral de entradas y salidas, carreras de personajes con precisión matemática, equívocos, lo abordó con tres obras maestras de George Feydeau: El sistema Ribadier, Ocúpate de Amelia y Con la mosca en la oreja. Noches de San Juan (López Aranda), La mamma (Rousin), La casa de los siete balcones (Casona), La duda (Pérez Galdós), Filomena Marturano (Eduardo de Filippo) y Mi hijo y yo (Barrie) sustentan su incursión en las comedias dramáticas. El teatro musical ha sido una constante en su carrera. Entre sus montajes figuran las operetas La viuda alegre y Conde de Luxemburgo (Franz Lehar), las grandes obras de la lírica española, desde La calesera, Doña Francisquita, Caserío, Mirentxu… hasta un total de 25 títulos de zarzuela y género chico.

Ángel Fernández Montesinos ha firmado espectáculos antológicos como Tío Vivo Madrileño; ¡Por la calle de Alcalá! (con 2.300 representaciones en España y 400 en México); Antología del bolero (Cuba), Estamos en el aire (biografía musical de la radio); el musical sobre Federico Chueca, o sobre las zarzuelas y revistas de Alonso, sin olvidar un legendario título: ¡Mamá, quiero ser artista!.

En 1961 y en 1972 obtuvo el Premio Nacional de Teatro, y ha sido galardonado con la Medalla de las Bellas Artes y con el Premio Segismundo de la Asociación de Directores de Escena. En 2008 presentó el libro El teatro que he vivido. Memorias dialogadas de un director de escena.

Fotos: Guillermo Casas-Festival Internacional de Teatro Clásico y Ayuntamiento de Almagro