El fatal accidente ferroviario marcó las celebraciones de Santiago y Santa Ana

Minuto de silencio

La procesión del patrón fue suspendida y el trono de Santa Ana lucía un crespón negro en señal de luto

Las celebraciones de Santiago Apóstol y Santa Ana en Almagro han estado marcadas por el trágico accidente ferroviario que tuvo lugar el pasado martes. Precisamente esa noche, la fiesta continúo ajena a lo ocurrido. Los más pequeños confeccionaban flores, piruletas o pintaban dibujos gracias a los talleres infantiles organizados por la Hermandad de Santiago Apóstol. Por su parte, los mayores disfrutaban de un montadito, choricillo y una bebida fresca en una noche calurosa de verano. Muchos de los almagreños que asistieron a la verbena se enteraban allí de la tragedia, pero la mayoría no supo nada hasta volver a sus casas.

Por este motivo, la Hermandad suspendió la procesión prevista para el día grande, patrón de España. Los actos finalizaron con la misa oficiada por el párroco Pedro Lozano que hizo referencia al fatal accidente.

Por su parte, la Hermandad de Santa Ana sí cumplió con la tradición de sacar en procesión la imagen de la Madre de Dios, pero lo hizo un crespón negro en señal de luto, al igual que el color que lucía en el banderín de la Banda de Cornetas y Tambores de la Hermandad de la Esclavitud de la Santa Vera Cruz que acompañaba a la imagen portada por mujeres. Además, el presidente de la Hermandad, Antonio Vidal y la concejal de Bienestar Social, Margarita de la Rubia, felicitaron en nombre de todos los almagreños a María Paz Fernández López, la abuela más longeva de Almagro el día dedicado a los abuelos. Mari Paz tiene 101 años. *Ver imágenes*