Una exposición recorre la historia de la última fábrica de harinas de Almagro: Harinas Vicente

Una exposición recorre la historia de la última fábrica de harinas de Almagro: Harinas Vicente

Fotografías, objetos, documentos… son algunos de los elementos que recuerda los más de 50 años de esta empresa almagreña

Hace doce años, la fábrica de Harinas Vicente cerró sus puertas definitivamente. Ha sido y es parte de la historia de Almagro. Su recuerdo se mantiene muy vivo hoy porque fueron muchos los almagreños que durante varias generaciones trabajaron moliendo trigo, haciendo el pan o repartiéndolo para Francisco Vicente Pérez y antes para Carmelo Borondo Villar a quien Vicente Pérez industrial del pueblo de Belalcazar (Córdoba) firmó la compra de la fábrica de harinas y panadería el 3 de marzo de 1949 en nombre de la sociedad formada con su hermano Vicente quién dirigió la fábrica durante décadas y cuyo nombre es cómo los almagreños recuerdan esta fábrica y panadería, la de Vicente Vicente.

La nieta de Vicente Vicente, Cristina ha querido recordar y recomponer esta parte de la Historia de Almagro con una exposición que recoge fotografías, objetos y documentos…que son fieles testigos de lo que fue esta empresa almagreña, situada en la calle Franciscas número 5 que posteriormente dirigieron su padre José y su tío Juan. 

La muestra se puede visitar en la sala Jacobo Fugger del conocido como Palacio de los Fúcares hasta finales de este mes de junio. Ayer, viernes, fue inaugurada con la presencia del concejal en funciones, Pedro Torres en el que ha sido su último acto público. Torres destacó la exposición por dos motivos. Uno por el papel que desempeñó la fábrica en el plano económico y social que queda reflejado con esta muestra  y segundo porque permite dar a conocer una parte de lo que fue Almagro cuando el pan era un alimento sagrado, un alimento al que se le tenía respeto.

Por su parte, Cristina agradeció la colaboración de todas las personas que han hecho posible la exposición, antiguos trabajadores, familiares que han contado sus experiencias y recuerdos y que han prestado sus fotografías. Cristina tuvo un recuerdo especial a su abuelo y a su padre quien le dio la oportunidad de trabajar con él, “una experiencia muy buena, no porque fueras mi padre, sino porque el lugar era mágico para mí”.

Antes de la inauguración, el profesor de Historia del Arte de la Universidad de Castilla-La Mancha, Enrique Herrera, realizó una visita guiada a la antigua fábrica de la que se conserva parte de su maquinaria. Herrera también contó cómo la portada renacentista de esta fábrica que antes fue palacio de Juan de Juren se trasladó en el año 1955 piedra a piedra a un inmueble de la calle Nieves para su conservación, ante la necesidad de adecuar la entrada de la fábrica.

La exposición fotográfica y documental de la última fábrica de harinas  de Almagro está abierta de 10-14 horas y de 17-20 horas, excepto domingo por la tarde y lunes.