Escuela de Música - Música y Movimiento

Este ámbito formativo, común para las Escuelas de Música, está dirigido exclusivamente a los niños de edades comprendidas entre los tres y siete años. Tienen  el fin de atender al descubrimiento y desarrollo de las capacidades expresivas, musicales y motrices que permitan posteriormente la elección de un instrumento y una práctica gozosa y convincente de dicha actividad artística.

La enseñanza de música y movimiento, se realizará en grupo y se organiza en dos niveles de dos cursos de duración cada uno, más un curso de Pre-Iniciación al Leguaje Musical y la especilidad.

  1. Nivel de Contacto (Cursos 1º y 2º) dirigido a alumnos de 3 y 4 años.
  2. Nivel de Formación básica (Cursos 3º y 4º) dirigido a alumnos de 5 y 6 años.
  3. Pre-Iniciación. Dirigido a alumnos de 7 años.
Es conveniente que los niños/as participen en música y movimiento para el desarrollo de sus capacidades en relación con la música, propiciando así, situaciones de aprendizaje que favorezcan la motivación necesaria, mediante el juego y la relación con los demás.

LAS CLASES

Nuestras clases de música y movimiento tienen un carácter puramente lúdico, introduciendo a los más pequeños en el mundo de la música a través de juegos, la voz y su propio cuerpo como instrumentos de comunicación musical contribuyendo con ello al equilibrio afectivo y a la relación entre todos los integrantes del grupo. Una parte importante de nuestra etapa de Música y Movimiento son los talleres instrumentales, en los que se muestran a los niños y niñasdiferentes instrumentos para que puedan reconocer las cualidades del sonido de cada uno de ellos y experimentar con aquellos de manejo sencillo como son los instrumentos de percusión.

OBJETIVOS

  • Proporcionar una experiencia musical globalizada que permita, mediante el descubrimiento de las aptitudes musicales, acceder a la expresión musical a través del canto o de los instrumentos de pequeña percusión.
  • Compartir vivencias musicales y enriquecer su relación afectiva con la música a través del canto, del movimiento, de la audición y de instrumentos.
  • Desarrollar la coordinación motriz necesaria para la correcta interpretación de ritmos, percusiones corporales y coreografías sencillas utilizando las destrezas de asociación y disociación correspondientes.
  • Utilizar la voz, los instrumentos del aula y el propio cuerpo como instrumento a través del movimiento para comunicar ideas, sentimientos y vivencias de forma individual y colectiva.
  • Realizar experiencias sonoras de los elementos básicos, partiendo de la práctica auditiva vocal e instrumental  y relacionarlas con  grafías no convencionales.