San Blas cierra la celebración de los Santos Viejos

San Blas cierra la celebración de los Santos Viejos

Los almagreños no renunciaron a la jornada festiva en la que no faltó la música, la barra, los hornazos y el sorteo de una cesta

Los Santos Viejos es una de las fiestas populares más arraigadas de Almagro. Cuatro hermandades mantiene la tradición de unas celebraciones más esperadas por los almagreños de todas las edades. La prueba está las muchas personas que se han dado cita durante las últimas tres semanas en las ermitas de San Juan, El Santo, San Pedro y San Blas. Con frío, lluvia o tiempo inestable, las explanadas y alrededores de estos templos se han llenado de gente para disfrutar en familia y amigos de un plato de migas, de un hornazo o de cualquiera de las variantes de bizcocho relleno de nata: garganta, bastón del santo o tarta de la Candelaria.

La jornada de ayer, en la iglesia de San Blas puso fin a estas fiestas tan especiales para los almagreños. El día comenzó con la misa en honor al patrón de los otorrinos y laringólogos, protector de las enfermedades de la garganta. Durante la misa, los nuevos hermanos recibieron la medalla del santo. Por la tarde, música, barra y atracciones para los niños.

Ahora, los almagreños descansará unas semanas hasta la próxima cita: el Carnaval. La presentación de la programación será este sábado a las 18horas en la sede del Ateneo.