Rotundo triunfo de Guillermo Hermoso de Mendoza y Andy Cartagena

Rotundo triunfo de Guillermo Hermoso de Mendoza y Andy Cartagena

Bonita tarde-noche de toros la vivida el pasado domingo en Almagro para cerrar la Feria Taurina 2021 con la corrida de rejones, el espectáculo que más interés ha suscitado en la afición de los tres que componían el cartel, brindando un aspecto alentador en los tendidos. La tarde comenzó con un minuto de silencio en memoria de Juana Hermoso de Mendoza, tía de Guillermo Hermoso de Mendoza fallecida en la madrugada del sábado, a pesar de lo cual el joven torero a caballo no quiso faltar a la cita con la afición almagreña. Y lo hizo para venir a triunfar con rotundidad, cortando cuatro orejas, una más que Andy Cartagena.

Se lidiaron toros de Hnos. Moura Caetano, bien presentados y colaboradores en general, especialmente los cuatro de sangre murubeña (1º, 4º, 5º y 6º). Al primero de la tarde, un bravo animal que tuvo un trote y son extraordinarios, Andy Cartagena pudo torearlo a dos pistas por toda la plaza, encandilando a la afición con su caballo Cartago, un llamativo perla hispano-luso que gustó mucho a la afición. Mató de un rejón muy trasero, pero la fuerte petición hizo que cayeran las dos primeras orejas de la tarde. En su segundo, un toro con mucha plaza, se excedió en los rejones de castigo y el toro se movió mucho menos en el tercio de banderillas. Andy tuvo que llegarle mucho, y después de calentar al público con un par a dos manos con el toro absolutamente parado, mató de un rejón caído que le sirvió para cortar otra oreja más.

Guillermo Hermoso de Mendoza fue el triunfador numérico de la tarde, y también moral. En su primero, un berrendo aparejado de origen Parladé con poco ritmo en la embestida, fue metiendo al público en la faena hasta llegar a la traca final de las tres cortas y un par a dos manos después de salvar algunos problemas con las riendas del caballo. Doble trofeo en el de su debut en Almagro. Pero lo mejor lo hizo en el que cerraba plaza, toreando a caballo con la marca Hermoso de Mendoza montando al bellísimo Extraño, y quebrando de una manera emocionante y bella con Ecuador, levantando al público de la piedra. Puso dos rosas, un par de cortas a dos manos y aunque tuvo que utilizar dos veces el rejón de muerte, la petición volvió a ser fortísima para redondear la tarde con cuatro orejas.

El portugués Moura Caetano mostró su concepto puro del arte del rejoneo en sus dos toros, aunque faltó ajuste en algunas de sus reuniones para clavar. Su primero no tuvo demasiado celo para seguir la grupa del caballo, a pesar de lo cual cortó una oreja tras pinchazo y rejón contrario. La faena a su segundo fue seguida con poca efusividad por el público en banderillas, a pesar de lo cual pidieron la oreja tras darle muerte de un rejón casi entero, petición no atendida por el palco.