Los senderistas almagreños finalizan las jornadas de otoño en la Sierra de Aracena

Los senderistas almagreños finalizan las jornadas de otoño en la Sierra de Aracena

Este fin de semana los senderistas almagreños han realizado las dos últimas rutas  del año senderista de 2019 enmarcadas en las XXX Jornadas de Senderismo Ciudad de Almagro Otoño 2019, que organiza la Concejalía de Deportes. El lugar elegido para la clausura del año senderista ha sido Huelva. Concretamente han recorrido este pasado fin de semana el Parque Natural de la  Sierra de Aracena y picos de Aroche. “Un bellísimo parque natural que forma parte de la Sierra Morena y  que aúna una exuberante vegetación mediterránea con un modelo de vida rural donde el hombre y la naturaleza mantienen un equilibrio razonable y donde la arquitectura serrana de estos municipios se ha mantenido y conservado en perfecto estado”, explica el coordinador de las rutas, José Vicente Gómez.

En estos días del puente de la Constituciónhan conocido la capital de esta comarca serrana, Aracena, su Gruta de las Maravillas, situada justo debajo de la ciudad antigua, el Museo del Jamón y el Castillo de origen árabe, al tiempo que ha descubrieron la fiesta de los rehiletes, de claro sabor popular con hogueras donde se podían quemar estas varas de olivos llenas de hojas de castaño.  El grupo de senderistas ha recorrido senderos entre bosques de encinas, alcornoques y castaños, donde se cría el cerdo ibérico. “Ha sido un verdadero placer, caminar por un rosario de aldeas y pueblos que aparecían en nuestro camino mostrándonos cómo  es posible conjugar desarrollo económico  manteniendo la arquitectura popular y el sabor tradicional de sus  entramados urbanos: Castaño del Robledo, Jabugo, Galaroza, Fuenteheridos, Linares de la Sierra, Los Madroñeros y Alhajar”.  

Estas rutas por la Sierra de Aracena han completado las XXX Jornadas senderistas, que han llevado a los senderistas a conocer otros lugares de Jaén, Ciudad real y Toledo como el Risco de los Yébenes, en los Montes de Toledo; el  Parque Natural del Valle de Alcudia y Sierra Madrona; la antigua mina de Pontones y el sendero del Cerro Monuera en pleno Parque Natural de Despeñaperros, etc.

“Lástima que la ruta por la Sierra Calderina en la localidad toledana de Urda hubiera de suspenderse, pero quedará pendiente para otra ocasión”, incide Gómez.