Lunes, 20 Noviembre 2017
- - - - - -
A+ R A-

Las hermanas Redaño Bajatierra donan obras teatrales de la década de los años 20 del siglo XX a la Biblioteca de Almagro

donacion libros AlmagroLa veintena de libros era de su padre Ramón, aficionado y gran conocedor de teatro. También han donado un centenar de ejemplares de la colección La Farsa.

Las hermanas Pilar y Josefa Redaño Bajatierra han donado a la Biblioteca Municipal de Almagro una veintena de libros de obras teatrales de la década de los años 20 del siglo pasado, heredados de su padre, Ramón, aficionado al teatro desde su infancia.  

La familia Redaño Bajatierra llegó a Almagro en el año 1941 procedente de Madrid. Por cuestiones laborales, el matrimonio con sus tres hijos a esa fecha, Elisa, EDSC 0022nrique y Pilar se trasladaron a Almagro. Después tuvieron a Josefa. El matrimonio vivió en la ciudad encajera hasta su fallecimiento. Ramón Redaño fue contable en la empresa Manuel Rodríguez Maestre, nada que ver con el teatro. Pero su amor por el teatro nació de pequeño, quizás, por influencia de su madre María que fue tiple de zarzuela.

Por esta afición, Ramón Redaño encuadernó obras teatrales que se estrenaron, como se explica en las primeras páginas de cada libro, en la década de los años 20 del siglo pasado de autores como Arniches, Alvarez Quintero, Benavente, Linares Rivas, Martínez Sierra o Muñoz Seca. También entre los ejemplares donados hay zarzuelas y comedias. Los libros donados no corresponden solo a una obra teatral, son en algunos casos, dos o tres obras, de un mismo autor que Ramón Redaño encuadernó con gusto y detalle y que sus hijas han conservado hasta esta semana en sus casas.

Pilar y Josefa han donado los libros a la biblioteca de Almagro, por su amor y cariño a esta ciudad, pero también porque querían que los libros no se quedaran en un cajón si no que todo aquel interesado en el teatro pudiera consultarlos o leerlos. Las obras teatrales ya se pueden consultar en la sala de la biblioteca en la sección dedicada al teatro. La directora del centro bibliotecario, Teresa González, dijo que ya un usuario se había interesado en uno de los libros para su préstamo.

También la familia ha querido donar un centenar de ejemplares de la colección La Farsa muy conocida y leída durante estos primeros años del siglo XX en España con títulos de escritores españoles.