El Ayuntamiento lamenta el fallecimiento del que fuera su alcalde Luis López Condés

El Ayuntamiento lamenta el fallecimiento del que fuera su alcalde Luis López Condés

Hasta las cero horas de esta noche, las banderas ondearán a media asta en el balcón del consistorio almagreño

El Ayuntamiento de Almagro lamenta el fallecimiento de Luis López Condés (20 de febrero 1925-11 de mayo de 2019), alcalde de la ciudad de 1987 a 1995.  El alcalde, Daniel Reina, ha mostrado su tristeza en nombre de todos los almagreños, “fue un gran alcalde que siempre vivió para su pueblo”.  Unas palabras a las que se han sumado la familia del Partido Socialista pero también muchos vecinos que a través de las redes han manifestado su pesar y su agradecimiento a la labor que Luis López Condés realizó con regidor de la ciudad de Almagro. Entre ellos, Luis Maldonado, alcalde del Partido Popular durante dos legislaturas, “aunque políticamente muy distintos debo reconocer que fue una de las personas que mejores consejos me dio en mi etapa de alcalde. Tuvimos buenas conversaciones dejando al margen a política y pensando únicamente en Almagro”.

También ha tenido palabras de agradecimiento el presidente de la Diputación Nuestra Señora de las Nieves, Francisco Ureña, al finalizar la misa en honor de la patrona de Almagro.

El Ayuntamiento ha decretado dos días de luto que finalizará esta noche a las cero horas. Las banderas ondean a media asta desde el sábado por la noche cuando se conoció su fallecimiento.

Luis López Condés tenía 94 años. Llegó a la política en el año 1983, casi al mismo tiempo que al Ayuntamiento de Almagro, primero como concejal, después como alcalde los últimos cinco meses de la primera de sus legislaturas, al fallecer su compañero Bibiano Ramírez y como número 1 de la lista encabezada por el PSOE en las dos siguientes del 87 hasta 1995.

Nació en Almagro el 20 de febrero de 1925 y tras estudiar tres años de Bachillerato, decidió echar una mano en casa trabajando de aguador, en el campo, de vendedor de berenjenas, de portador de maletas, carbonero en la estación y de panadero. A los 16 años entró a trabajar en una fábrica de harinas de Almagro, donde compatibilizó este trabajo con la compra de una panadería en Ciudad Real. Como empresario, llegó a ser vocal de la asociación nacional de Industriales Panaderos en 1976 y vicepresidente de la asociación provincial de fabricantes de pan en 1982.

Entró en política cuando tenía más de 50 años, como una manera de compartir y de desarrollar los valores que le había inculcado su padre sobre la igualdad para todos, afiliándose al Partido Socialista a finales de la década de los años 70 del siglo pasado. Como alcalde de Almagro ganó dos elecciones municipales con mayoría absoluta, la primera con ocho concejales de los trece y la segunda con nueve.

En 2016 recibió un homenaje, organizado por el PSOE y Juventudes Socialistas en Almagro.

Comunicado del Partido Socialista

La familia socialista de la provincia de Ciudad Real encabezada por su secretario general, José Manuel Caballero, ha mostrado su pesar por la muerte del que fuera alcalde de Almagro, Luis López Condés, y ha trasladado a compañeros, familiares y amigo un sentido mensaje de condolencias.

En nombre de la Ejecutiva Provincial del PSOE de Ciudad Real, Caballero ha lamentado la pérdida del que también fuera diputado en las Cortes de Castilla-La Mancha y senador durante tres legislaturas, ha informado en nota de prensa el partido.

“Cabe destacar que en su haber figurarán para siempre logros como la consecución de la denominación de origen Berenjena de Almagro, la creación de la escuela taller, la bandera y el himno de la localidad que le vio nacer el 20 de febrero de 1925, la constitución de la Mancomunidad del Campo de Calatrava, los antiguos juzgados, la piscina municipal o el centro de salud”, han destacado los socialistas de López Condés.

A ello hay que añadir que durante su etapa como regidor se creó el Teatro Hospital de San Juan y se cambió la fecha del Festival de teatro de septiembre a julio, dándole así un gran impulso; se creó el Museo Nacional del Teatro, y se rehabilitó el Teatro Municipal de su estado ruinoso.