Cuando parte del patrimonio eclesiástico de Almagro fue hecho “pedazos”

Cuando parte del patrimonio eclesiástico de Almagro fue hecho “pedazos”

El lamentable final de las campanas de los desamortizados conventos y monasterios de Almagro por el gobierno Mendizábal.

Arcadio Calvo, Cronista oficial de la ciudad de Almagro

Los antecedentes del proceso desamortizador hunden sus raíces en los últimos años del siglo XVIII, cuando ocupaba el trono de España el rey Carlos IV (1788-1808). El proceso desamortizador mas descabellado y de peores consecuencias tuvo dos épocas una, la desamortización de Mendizábal (1833-1836), y otra la de Madoz (1855).

“Las medidas dimanadas de la autoridad del Gobierno, tendentes a la desvinculación y enajenación de los bienes poseídos por ciertas instituciones como la Iglesia, la Corona, la nobleza o los municipios, con la finalidad de acabar con determinados privilegios y proceder  así, a un reparto más racional y justo de la riqueza”. ( De eso, nada, el rico que compraba tierras se hacía más rico, y el pobre lamentablemente seguía siendo pobre).



Iglesia de Nuestra Señora del Rosario (Santo Domingo), del antiguo convento y universidad de religiosos dominicos.  

“La desamortización de Juan Álvarez de  Mendizábal, junto con la de Pascual Madoz constituyen las dos desamortizaciones liberales más importantes. El Gobierno del Conde de Toreno, aprobó la Real Orden de Exclaustración Eclesiástica del 25 de julio de 1835 por la que se suprimían todos los conventos en los que no hubiera al menos doce religiosos profesos. Tras la dimisión del conde de Toreno Mendizábal, pasó a ser presidente del Consejo de Ministros  en septiembre de 1835. El 11 de octubre  de 1835  se decretó la supresión de todos los monasterios de órdenes monacales y militares. (1)

No solo fueron secuestradas las tierras de la Iglesia, sino que también  los bienes inmuebles salieron a subasta pública (seminarios, conventos, monasterios etc.)Los nuevos propietarios los expoliaron salvajemente, vendiendo; baldosas, rejas, retablos, órganos, sitiales de coro etc.  (Ver apéndices nº1-2-3)

El 19 de febrero de 1836 se decretó la venta de los bienes inmuebles  de esos monasterios y el 8 de marzo de 1836 se amplió la supresión a todos los monasterios y congregaciones de varones.

Como la división de los lotes se encomendó a comisiones municipales que configuraron grandes lotes inasequibles a los pequeños propietarios pero pagables por las oligarquías muy adineradas que podían comprar lotes grandes y pequeños, los pequeños labradores no pudieron pujar, y las tierras fueron compradas por nobles y burgueses, de forma que no pudo crearse una clase media en España que sacase al país de su situación.”

Las fatales consecuencias de la desamortización de Mendizábal, las pagaron  España y los españoles, que por la desafortunada  gestión de aquel gobierno, desapareció  gran parte del valioso patrimonio de nuestro país al pretender que, secuestrando los bienes de la iglesia las arcas del Estado se verían rebosantes con esta medida. No pasó mucho tiempo en comprobar los malos resultados. Aún, hoy  se puede  ver   en las diferentes regiones de España el abandono de iglesias, monasterios etc. que desde entonces se encuentran en la más absoluta ruina al ser arrebatados impunemente a sus legítimos dueños. ¿Por el conocido  anticlericalismo que profesaba el converso Mendizábal a la iglesia?

De lo que quedó de aquella época (que fue mucho),  se remató en la triste Guerra Civil de 1936.

Destrucción de las campanas de los desamortizados conventos de Almagro

Mal, nos sabe a los almagreños que lo que quedó de aquel valioso  patrimonio eclesiástico  esté desperdigado fuera de los lugares de origen por ejemplo: los sitiales del coro alto del convento de Ntra. Sra. del Rosario (en los dominicos de Ocaña), armadura mudéjar de la nave de la misma iglesia, en Monterrey (Méjico). Y el artesonado del aula magna  de su Universidad en el Parador Nacional de Almagro. Esto, en el mejor de los casos. Ya que está en buenas manos. Sin saber (exceptuando lo destruido en la Guerra Civil) a dónde  irían a parar tantas obras de arte como existieron en aquellos tiempos de la desamortización).Sí, sabemos el paradero de las campanas de los  diferentes conventos afectados.

 El día dos de agosto de 1839, ante el escribano Juan Antonio Jorreto, el presidente del Ayuntamiento de entonces y la del encargado de la conducción de las campanas se extendió la siguiente acta:” En la ciudad de Almagro a dos de agosto de 1839: Consiguiente a lo prevenido en el oficio actor? el señor presidente del Ayuntamiento, con mi asistencia y la del encargado de la conducción de las campanas D. Antonio López Patiño, se constituyó en el local dónde se encuentran aquellas y hechas pedazos … para su colocación en serillas y que lo tengan más fácil en los carros se procedió a su respectivo y escrupuloso peso, y resultó tener el siguiente:

Santo Domingo: de este convento se pesaron tres; que tuvieron sesenta y nueve arrobas y 22 libras.

Calatravas: otras tres que tuvieron 62 arrobas y quince libras.

Agustinos: dos; que pesaron 18 arrobas y 12 libras.

San Juan de Dios: una de 4 arrobas y 16 libras.

Bernardas: dos; de 33 arrobas y 14 libras.

Franciscas: una; de 8 arrobas y quine libras.

El hierro y la madera, pesaron respectivamente, 21 y 52 arrobas. (2)

El envío fue remitido a la Intendencia de Ciudad Real el día diez del mismo

“Las campanas amanecen a su gloria”. Y evocaban la llamada a Caballeros, monjes, fieles, desde las iglesias, conventos y ermitas “En la crónica de las campanas, siempre estará una ciudad del Campo de Calatrava que fue… para no dejar de ser.”(3)

Paradójico sería creer  que  los más de catorce mil Kg. de bronce una vez fundidos  ¿sirvieran en parte quizás para levantar en Madrid la estatua que en la Villa y Corte tuvo el desamortizador Mendizábal, y  que en 1939 acabó como las campanas de Almagro?

 

APENDICE DOCUMENTAL  -1. (Archivo Histórico Provincial de Ciudad Real- Hacienda nº17)

El 8 de octubre de 1838, el presidente de la junta de enajenación de conventos suprimidos se dirige al alcalde de Almagro en los siguientes términos.   “Ha llegado a mi noticia que los compradores del convento de Santo Domingo de la ciudad de Almagro, han principìado a demoler su iglesia y a disponer de los efectos que hay en ella pertenecientes al culto, sin duda en el concepto de estar comprendidos estos en la referida compra. VS. Sabe que dichos efectos han estado siempre exentos del comercio de los hombres y mucho más en una nación tan católica como la nuestra; por cuya consideración en la ley de exclaustración de regulares se manda quedasen a disposición de los diocesanos para que estos los distribuyesen entre sus iglesias y con el indicado objeto me hice cargo de ellos por inventario en los pertenecientes a esta vicaria por todo lo que recurro a la autoridad de V.S. para que como presidente de la junta de enajenación de referidos edificios en esta provincia comunique su orden a referidos compradores para que dejen a  disposición del depositario de estos efectos en aquella ciudad todos los que hayan y deban pertenecer a dicha iglesia.

Leyes posteriores fueron más permisivas, pues tiempo después todo fue vendido; exceptuando ropas litúrgicas y vasos sagrados.

En 1837, el convento fue adquirido por el matrimonio formado por Gaspar María Villarejo (no era de Almagro) y su mujer Isabel Aparicio.


APÉNDICE DOCUMENTAL -2
(Archivo Histórico Provincial de Ciudad Real -Hacienda nº18)

El edificio que fue convento de religiosos agustinos de Almagro, con sus partes accesorias que está inmediato a la plaza pública, y su fachada forma parte de la calle de la Feria: no tiene cargas ni consta que haya estado arrendado en tiempo alguno, por cuya razón no puede capitalizarse, y servirá de tipo para el remate la cantidad de trescientos mil ochocientos sesenta y ocho reales en que pericialmente ha sido tasado con arreglo a los artículos 18 y 19 de la Real Instrucción de 1º de marzo de 1836.El “pueblo” de Almagro, compró la iglesia para salvarla del expolio. En la guerra del 36, fueron destruidos altares y retablos quedando como  hoy  la  conocemos.


APÉNDICE DOCUMENTAL -3
(Archivo Histórico Provincial de Ciudad Real, Hacienda,21)

Expediente para la venta de fincas procedentes por adjudicación por débitos de contribución del Estado. Remate para el día 11 de febrero de 1888.Provincia de Ciudad Real. Partido de Almagro. Lote nº2 Un convento  denominado San Juan de Dios procedente del Estado en la calle de San Agustín, linde a la derecha de su entrada principal, con la plazuela de San Blas, izquierda D. Ramón Sáez y espalda D. Julián Rodríguez, mide dicho edificio una superficie de mil setecientos metros cuadrados. De estos solo  conserva con cubierta, y está en mal estado lo que fue iglesia y cuarto de portería, y los restantes en solar, lleno de escombros efecto de ruina de los muros de lo que fue convento. Dicho solar tiene una puerta falsa que da salida a la calle de la Compañía, lo que vale en venta, ochenta y ocho pesetas ochenta y ocho céntimos, y en venta dos mil doscientas veinte.

Y para que así conste y en cumplimiento de la orden expresada firmamos la presente por el señor alcalde y sellada con el de la alcaldía de Almagro, a cinco de enero de mil ochocientos ochenta y ocho.

Valgan estos tres ejemplos como indicativo de lo ocurrido al resto de los monasterios de la Ciudad de Almagro en las diferentes desamortizaciones del siglo XIX.   
     

(1) MADRID HITÓRICO, Nº 83, P.49 

(2) ARCHIVO HISTÓRICO MUNICIPAL ALMAGRO. Caja 73 doc.1526

(3) HIJOS DE LA VOZ, (Papeles reunidos) p.17 ESPINOSA LÓPEZ Manolita.